Sangre en las heces

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esSíntomas Sangre en las heces

La presencia de sangre en las heces es una de las consultas médicas más frecuentes. Las deposiciones de color rojo son motivo de alarma para la mayoría de individuos que padece sangre en las heces, aunque no siempre vaya ligada a una patología grave. Por ello lo más recomendable es acudir al especialista para que sea él quien determine las causas reales de la sangre en las heces.

Contenido

Causas

La sangre en las heces puede proceder de cualquier área del aparato digestivo. Uno de los factores principales para determinar el alcance médico de este tipo de defecaciones es el color de la sangre. No es lo mismo que la sangre en las heces se presente con un aspecto de sangrado más rojo y vivo que con otra clase de tonalidad oscura y casi negra. Asimismo, otra de las claves para el diagnóstico y posterior tratamiento de sangre en las heces es la edad de quien las padece. Por suerte, en la mayoría de ocasiones que alguien sufre de sangre en las heces no se trata de casos graves.

El individuo afectado por sangre en las heces suele percatarse de ello por sus hábitos diarios en el WC. La consecuencia más común de sangre en las heces es debida a las conocidas hemorroides o a una fisura anal. En este caso el sangrado es de color rojo más claro.

Por contra, la sangre en las heces debe generar alarma cuando se trata de pérdidas mucho más abundantes y con una tonalidad oscura casi negra. Un color que se debe al estancamiento de la sangre en las heces durante tiempo en el tubo digestivo.

Diagnóstico y curso de la enfermedad

Algunas veces la presencia de sangre en las heces puede pasar desapercibida, puede ser tan insignificante que se torna invisible al ojo humano. Es entonces cuando el facultativo habrá de detectar la sangre en las heces mediante una prueba médica específica. La sangre en las heces puede diagnosticarse tras una exploración anal, en concreto a través de una rectoscopia que permite analizar el ano y el recto. De este modo, el endoscopio posibilita al facultativo una imagen sobre el estado de esta zona del cuerpo aportando un análisis directo de la sangre en las heces.

Si el especialista descarta una patología tan común como las hemorroides o la fisura anal, el siguiente paso ante un problema de sangre en las heces es explorar el área superior del colon para descartar que se trata de una enfermedad de mayor peso como es el cáncer de colon. Este tipo de exploración se lleva a cabo mediante una prueba llamada colonoscopia. La colonoscopia determinará si existen pólipos y lesiones vasculares en la zona o si estamos realmente ante un caso de cáncer de colon.

La sangre en las heces puede tener también una tonalidad de color parecida a la del alquitrán. Esto suele tener relación directa con una enfermedad de estómago como la úlcera gástrica. Entonces el desencadenante de la sangre en las heces se produce en la parte alta del aparato digestivo. La zona gastrointestinal en la que se produce el sangrado es importante para determinar a qué clase de patología se enfrentan especialista.

La mera presencia de sangre en las heces es motivo suficiente para acudir a la consulta del médico. Sobre todo en lo que respecta a pacientes de más de 50 años o con antecedentes familiares de diagnóstico de cáncer de colon. Existen otros factores de riesgo para que la sangre en las heces derive en un cáncer. Fumar, beber alcohol, no llevar una dieta rica en frutas y verduras, y no practicar deporte son condicionantes a tener en cuenta como desencadenantes de sangre en las heces.

Otras pruebas técnicas de interés para la detección de sangre en las heces son la sigmoidoscopia, el enema de bario o la efectiva colonoscopia virtual que no requiere de contraste.

Tratamiento

Además de cumplir con el programa de medicamentos o quimioterapia, el tratamiento para la sangre en las heces en el caso de cáncer colorrectal pasa por la cirugía para extirpar los pólipos intestinales; por sesiones de radioterapia; la terapia biológica para la restitución del sistema inmunitario; así como los medicamentos con los que contrarrestar los efectos secundarios del conjunto del tratamiento. Para evitar posibles complicaciones en la sangre en las heces es básico actuar rápidamente.

Prevención

La prevención del cáncer colorrectal descubierto a través de sangre en las heces, es desde hace unos años mucho más sencilla. El hallazgo de un equipo de científicos españoles permite que una simple muestra de sangre detecte los pólipos malignos. Las campañas informativas de entidades como la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) son también importantes a la hora de sensibilizar a la sociedad. La AECC apoya el test de sangre en las heces como medida eficaz con la que salvar vidas. La prevención nunca está de más cuando se habla de cáncer.