Obesidad

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Obesidad

La OMS establece que la obesidad es el quinto factor de riesgo de mortalidad en el mundo. Una de cada siete personas la padecen y sus causas están en un estilo de vida poco saludable, en factores genéticos, ambientales o psicológicos. Hay diferentes tratamientos para la obesidad, pero el más idóneo es la prevención.

Contenido

Definición

La obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por un exceso perjudicial de tejido adiposo en el organismo, específicamente cuando el IMC es igual o inferior a 30kg/m². Esto conlleva un incremento de peso muy superior a los niveles saludables.

Causas

Las causas que desarrollan la obesidad son múltiples y atienden a diversos factores. El mayor porcentaje de la obesidad lo reporta un estilo de vida sedentario y hábitos alimenticios inadecuados. Asimismo, se ha demostrado que los factores genéticos tienen un influencia determinante en el desarrollo de la obesidad.

Hay genes que afectan a la lepticina,sustancia encargada de trasmitir al hipotálamo la orden de saciedad y estimular al sistema nervioso simpático para quemar energía. Las personas que heredan estos genes tienen más hambre y consumen hasta un 30% menos de energía.

Las características metabólicas del individuo también se encuentran entre las causas que generan la obesidad. Otras causas neuroendocrinológicas, como el hipotiroidismo, el Síndrome de Cushing, alteraciones en el hipotálamo o el Síndrome de Stein- Leventhal u ovario poliquístico, suponen entre un 2% y un 3% de las causas de la obesidad.

El uso de fármacos concretos, como la cortisona, los antidepresivos o los anticonceptivos, así como la supresión de la nicotina son otras de la causas que están en el origen de la obesidad.

Síntomas y curso de la enfermedad

La obesidad es una enfermedad crónica que comienza con la localización de grasa en la parte inferior del diafragma y de la pared del tórax, ocasionando dificultades para respirar y en los casos más extremos el ahogo sin apenas esfuerzo. Estas dificultades respiratorias están en el origen del desarrollo de otras enfermedades como la apnea del sueño o somnolencia diurna. Los problemas ortopédicos, en la zona lumbar, la cadera o los tobillos, son otros de los síntomas de la obesidad. También los trastornos cutáneos y la tumefacción en los pies y los tobillos son síntomas frecuentes de obesidad.

Diagnóstico

Se considera que una persona tiene obesidad cuando supera en un 20% el peso que se recomienda para su constitución física o cuando su IMC es superior a 30. Para valorar clínicamente la obesidad se usan otros índices adicionales como el estudio de los pliegues cutáneos en la región bicipital, tricipital y supraílica, con el que se cuantifican los niveles de lípidos en esas zonas. El índice de cintura/cadera, o cociente entre el perímetro de la cadera y el de la cintura, define los niveles de obesidad. En el caso de los hombres cifras superiores a 1 y en el de las mujeres 0.90 se consideran indicativos de obesidad y, por tanto, de riesgo de enfermedades cardiovasculares importantes.

Tratamiento

Hay diferentes tipos de tratamientos para la obesidad, en función de su gravedad. La primera medida que se adopta para combatir la obesidad es el establecimiento de una dieta hipocalórica adecuada e individualizada. El tratamiento de la obesidad con fármacos se utiliza en aquellos casos en los que el paciente presenta problemas o alteraciones psicológicas que le impiden continuar con el proceso de recuperación. En el tratamiento de la obesidad es frecuente recurrir a terapias psicológicas como soporte y sistema de adherencia al resto de tratamientos.

Tratamiento

En los casos extremos o en los que ningún tratamiento ha tenido éxito se recurre a la cirugía. Hay varias técnicas contra la obesidad que se emplean en función del tipo de patología y paciente. El más común es el balón intragástrico, un balón de silicona relleno de solución salina, que se coloca en el estómago y que provoca sensación de saciedad en el paciente. El Bypass intestinal consiste en la sección de una parte del intestino para hacer el estómago más pequeño. La cirugía bariátrica es la técnica más novedosa e indicada para pacientes con obesidad mórbida, la más extrema.

Prevención

El mejor tratamiento para la obesidad es la prevención. Ésta comienza por la adopción de un estilo de vida saludable, con la práctica regular de actividad física y una dieta equilibrada, en la que las grasas no superen el 30%, los hidratos supongan al menos 60% de la alimentación y el consumo de proteínas no sea inferior al 15% del aporte calórico total.