Migraña

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Migraña

La migraña es una dolencia que afecta aproximadamente a un 15% de la población. El trastorno puede durar varios días, interrumpiendo las labores profesionales y las relaciones sociales de las personas que la padecen. Con la prevención y el tratamiento adecuado puede llegar a combatirse aunque no tiene cura.

Contenido

Definición

La migraña o jaqueca es un dolor de cabeza intenso y punzante, que en la mayoría de los casos afecta solo a un lado de la cabeza pero puede afectar a los dos. Es un dolor crónico que incapacita a las personas que lo padecen para realizar sus tareas diarias. Puede aquejar a cualquier persona, desde los diez años en adelante, aunque es más frecuente que las mujeres padezcan migraña.

Causas

Las causas de la migraña no se conocen con seguridad. Se pensaba que tenían un origen vascular: la contracción y dilatación de los vasos sanguíneos de cabeza y cuello era el factor determinante en su aparición.

Actualmente, la mayoría de científicos opina que la migraña tiene su origen en el propio cerebro, y son factores neurológicos y químicos los que provocan su aparición. Las vías nerviosas del cerebro no realizan su actividad con normalidad, por razones aún no aclaradas, pero que parecen estar relacionadas con la transmisión defectuosa de sustancias en las neuronas.

Por ello, el flujo sanguíneo del cerebro y los tejidos que lo rodean se ven afectados y esto puede favorecer la aparición de los ataques de migraña. También existe una probabilidad muy alta de que la dolencia sea transmitida genéticamente a los descendientes de pacientes con migraña.

Síntomas y curso de la enfermedad

Los síntomas de migraña son muy variados. Algunos están relacionados con los sentidos: molestias por la luz, los ruidos o los olores. Irritaciones grastrointestinales, con náuseas y a veces vómitos. Pero los más molestos son los de carácter neurológico: el intenso dolor de cabeza, que puede extenderse por la cara y el cuello. Algunas personas presentan síntomas de ansiedad, fatiga, insomnio y otros, días antes de sufrir el ataque de migraña. En general, y no en todos los casos, pueden reconocerse varias fases en el ataque de migraña, siendo la del aura la más significativa: trastornos visuales de unos cinco a veinte minutos de duración.

Diagnóstico

Hay varios tipos de dolores de cabeza, y no hay que confundir la migraña con las demás cefaleas, por ello conviene consultar a un médico para saber si se trata de migraña o no. Para diagnosticar la migraña el médico debe basarse en los síntomas que presenta cada paciente, pues no todos presentan los mismos. Debe repasar su historial clínico detallado y conocer si existen antecedentes familiares de migraña. También debe descartar otro tipo de causas del dolor de cabeza haciendo exámenes específicos de músculos, de circulación o trastornos cerebrales más complejos. Si es preciso, deberá realizarse una resonancia magnética o una tomografía del cerebro.

Tratamiento

Existen dos tipos de tratamiento de la migraña, según se utilicen medicamentos para prevenirla o para disminuir sus efectos. El tratamiento preventivo de la migraña, que se utiliza fundamentalmente en pacientes que sufren ataques muy frecuentes o muy complejos, se basa en fármacos betabloqueantes, y en algunas ocasiones se administran antidepresivos o anticonvulsivos.

El tratamiento propio de la migraña está basado en analgésicos y antiinflamatorios, usados en las crisis de baja intensidad, que algunos médicos desaconsejan por ser poco efectivos y porque pueden producir dolencias estomacales; también se usan los llamados ergóticos, a veces en combinación con los anteriores, y que también tienen efectos adversos (hormigueos, calambres, entumecimiento); pero los medicamentos que cada vez se utilizan más contra la migraña y que son muy seguros son los triptanes, que disminuyen la dilatación de los vasos sanguíneos del cerebro.

Los triptanes también resultan efectivos si ya han aparecido los primeros síntomas de migraña, lo que ayuda a frenar la intensidad de los dolores de cabeza.

Debido a los vómitos asociados a la migraña, conviene tomar antivomitivos para evitar expulsar los fármacos y que se reduzca su efectividad. En todo caso, es el médico quien debe prescribir el medicamento que se ajuste a cada paciente. Se recomienda tomar los medicamentos cuanto antes, y seguir diariamente el tratamiento contra la migraña.

Prevención

Para prevenir la migraña se recomienda protegerse de los factores que puedan provocarla. Por esto es bueno llevar un diario, para ir descartando los posibles desencadenantes: el consumo de alimentos inadecuados, no llevar un horario de comidas regular, el desajuste de horas de sueño, exponerse a situaciones de estrés, a ambientes muy luminosos, los cambios hormonales y otros estímulos que afecten a los sentidos, pueden estar relacionados con la migraña.