Estreñimiento

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esSíntomas Estreñimiento

El estreñimiento es motivo de preocupación para uno de cada seis españoles, pues con frecuencia disminuye la calidad de vida de quienes lo padecen. Aunque en ocasiones se presenta como síntoma de alguna enfermedad, en la mayoría de los casos puede atajarse fácilmente si se adoptan unos hábitos saludables. Cuidar la mente y el cuerpo ayuda a evitar el estreñimiento.

Contenido

Definición

El estreñimiento consiste en la dificultad para expulsar las heces, lo que afecta además a la frecuencia. Cuando se padece estreñimiento la defecación se convierte en un acto realizado con esfuerzo e incluso con dolor. Esta dificultad afecta a un alto porcentaje de personas y es debida a los escasos movimientos de los intestinos, así como a la dureza y sequedad de las heces –que suelen tener poco volumen–. Debido a la incomodidad que produce, la calidad de vida puede verse seriamente afectada si se sufre de estreñimiento.

Causas

Las causas del estreñimiento pueden ser muchas y muy variadas, y cualquier persona puede padecerlo ocasionalmente. Las causas más comunes son la ingesta de alimentos con poca o ninguna fibra –como la carne–, una escasa toma de líquidos y la falta de ejercicio o movilidad, aunque también pueden producir estreñimiento la ansiedad o el estrés, una variación en la rutina diaria –debido a un viaje, por ejemplo– o el cambio hormonal que supone un embarazo.

Además, existen enfermedades que pueden dar lugar al estreñimiento, como el síndrome del intestino irritable –o colon irritable–, el hipotiroidismo o el cáncer de colon, y asimismo las afecciones neurológicas o mentales. Algunos medicamentos también se encuentran entre sus causas, pues una sustancia como la codeína o un antihipertensivo puede igualmente desencadenarlo. El uso frecuente de laxantes acaba por detener el movimiento natural del intestino, por lo que debe igualmente evitarse. El consumo de tabaco, alcohol, café y alimentos procesados también favorece el estreñimiento.

Diagnóstico y curso de la enfermedad

El estreñimiento es en sí un síntoma de poca movilidad del intestino. Aunque en muchos casos suele durar poco tiempo y no revestir seriedad, hay personas a las que el estreñimiento les acompaña casi a diario. Cuando se padece estreñimiento las evacuaciones resultan complicadas, y las heces son escasas y presentan un aspecto seco y duro.

Otros síntomas del estreñimiento son los dolores de abdomen y la hinchazón del vientre, e incluso puede provocar dolor de cabeza y cansancio –tanto físico como mental–. Las personas con estreñimiento es fácil que acaben sufriendo de hemorroides, e incluso con alguna fisura en el ano o divertículos. Las mujeres y las personas mayores son las que padecen con más frecuencia el estreñimiento.

El estreñimiento debe ser diagnosticado teniendo en cuenta diversos factores, como el posible padecimiento de alguna enfermedad, la ingesta de fármacos o los hábitos del paciente. En primer lugar debería descartarse la presencia del cáncer de colon, el síndrome del intestino irritable o el hipotiroidismo, aunque deban investigarse al mismo tiempo los hábitos alimenticios y el estado anímico de la persona, pues el nerviosismo podría ser igualmente la causa del estreñimiento.

También debería descartarse la obstrucción intestinal –mediante una radiografía– si los síntomas indicaran esta posibilidad, o la presencia de pólipos que puedan influir en la evacuación. En la mayoría de los casos los malos hábitos resultan ser los causantes del estreñimiento.

Tratamiento

Cuando el estreñimiento no es consecuencia de ninguna enfermedad, puede combatirse de forma eficaz adoptando unos hábitos saludables. Una alimentación rica en fibra favorece el tránsito intestinal, por ello es aconsejable tomar cereales integrales, fruta –incluidos frutos secos y frutas pasas– y muchas hortalizas.

Tomar al menos tres veces a la semana legumbres y disminuir el consumo de carne es igualmente esencial, pues esta última influye considerablemente en la aparición del estreñimiento. Es necesario asimismo tomar líquido en abundancia, comer despacio y no cenar copiosamente ni demasiado tarde, e incluir una pequeña ensalada también en la última comida del día.

Evitar el tabaco, el café y el alcohol será beneficioso no solo para tratar el estreñimiento sino también para evitar muchas otras enfermedades y conseguir una mejor física y mental. Practicar deporte o realizar ejercicio resulta imprescindible también para luchar contra el estreñimiento, pues favorece el movimiento intestinal.

Aquellos que lleven un modo de vida sedentario, o que permanezcan demasiado tiempo sentados debido a su trabajo, deberán tener especialmente en cuenta este consejo para tratar de moverse un poco en cuanto tengan oportunidad. Las personas mayores –muy propensas al estreñimiento– pueden caminar una hora al día, o ayudarse de sus cuidadores y familiares para realizar algunos ejercicios si poseen poca movilidad. Siguiendo estos consejos se logrará vivir de forma saludable, además de obtener muy buenos resultados en la lucha contra el estreñimiento.

Prevención

El estreñimiento es muy fácil de prevenir si se siguen los consejos dados anteriormente para su tratamiento y no se contienen las ganas de defecar cuando estas llegan. Una dieta rica en fibra –cereales integrales, hortalizas, fruta y legumbres– y que prime las proteínas vegetales; la práctica de deporte o ejercicio diario, y una vida libre de tabaco, alcohol y estrés es lo más recomendable para prevenir el molesto estreñimiento.