Dolor en la vejiga

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esSíntomas Dolor en la vejiga

El dolor en la vejiga consiste en una molestia en el bajo vientre, justo encima del pubis, acompañada de la sensación de hinchazón. El dolor en la vejiga también puede ir acompañado de dolor y escozor al orinar y la sensación de necesitar orinar constantemente, hasta el punto de llegar a producir dolores en la uretra además del dolor en la vejiga.

Contenido

Causas

Las causas del dolor en la vejiga pueden ser diversas, desde una infección de orina hasta la presencia de cuerpos extraños en la vejiga, tumores, piedras en el riñón (ambas zonas se encuentran tan próximas que los síntomas pueden ser similares para diferentes diagnósticos), e incluso enfermedades de próstata o ginecológicas.

La causa más común y menos grave del dolor en la vejiga suelen ser las infecciones de orina, con inflamación en la vejiga y/o la uretra. Este problema puede ir acompañado de dolor y escozor al orinar y es más común en las mujeres, especialmente cuando están embarazadas, padecen diabetes o en cualquier cambio corporal que pueda provocar una bajada de defensas, como la menopausia, el estrés... En el caso de la menopausia, la sequedad vaginal provoca que las mujeres estén menos protegidas ante los agentes externos que pueden provocar infección y dolor en la vejiga.

Otras causas menos comunes del dolor en la vejiga son la retención de líquidos, el cáncer de vejiga y los problemas ginecológicos: vaginitis y endometriosis, entre otros. En los hombres, el dolor en la vejiga puede ser debido a un agrandamiento de la próstata o a un tumor. Todos estos males van acompañados de inflamación y, en el caso de los cálculos en el riñón, también se presenta dolor en la zona lumbar y en la zona pélvica, además del dolor en la vejiga. Otras causas para el dolor en la vejiga pueden ser los trastornos en el intestino y el cáncer de vejiga.

Diagnóstico y curso de la enfermedad

Para el correcto diagnóstico del dolor en la vejiga, se debe establecer la localización exacta de las zonas del dolor en la vejiga, el tiempo que se lleva padeciendo y los síntomas periféricos que lo acompañan, como el dolor y el escozor al orinar, las molestias lumbares, la retención al orinar y la fiebre. La presencia de otras enfermedades también puede ayudar en el diagnóstico, así como el tacto rectal en el caso de los pacientes masculinos. El análisis de la orina será suficiente para diagnosticar cuándo el dolor en la vejiga está provocado por una inflamación en la vejiga y en la uretra.

Para la detección de cuerpos extraños serán necesarias las radiografías. En el caso de las infecciones que provocan dolor en la vejiga, el curso es corto, siempre y cuando se trate de forma adecuada, ya que no atajar el problema médicamente puede agravar los síntomas y hacer más difícil el tratamiento a posteriori. La presencia de cuerpos extraños que causan el dolor en la vejiga también es de curso corto, ya que favoreciendo la expulsión o mediante intervención quirúrgica, la recuperación es rápida.

Tratamiento

Para el tratamiento del dolor en la vejiga por infección en la orina, la solución consiste en la administración de los antibióticos adecuados por prescripción del médico. Esto debe ir acompañado de una ingesta abundante de líquidos y aplicación de calor en la zona. Para los dolores locales que acompañan al dolor en la vejiga también se pueden recetar analgésicos y antiespasmódicos que aminoren el dolor vaginal, los picores y el escozor. Cuando el dolor en la vejiga viene provocado por causas mayores, como la presencia de cuerpos extraños, el médico puede recetarnos la toma de líquidos específicos que favorezcan su expulsión natural, aunque en la mayor parte de los casos será necesaria la extracción con cirugía u otras técnicas, como la terapia con ondas de choque, que las rompe y las disminuye de tamaño hasta que son lo suficientemente pequeñas como para ser expulsadas.

Para los problemas crónicos de dolor en la vejiga, es necesario introducir un cambio en la dieta y en el estilo de vida, que incluya el ejercicio para favorecer su fortalecimiento. En estos casos, el médico indicará el tipo de dieta, ejercicios y medicinas que ayudar a sobrellevar estos trastornos. Reducir el estrés y la acidez estomacal también suelen repercutir muy positivamente sobre el dolor en la vejiga.

Prevención

Para prevenir el dolor en la vejiga y la infección de orina en mujeres, son importantes los lavados ginecológicos periódicos con jabones y soluciones específicas que regeneren la flora vaginal y protejan las mucosas de la invasión de bacterias, por otro lado siempre presentes en la zona, debido a la proximidad con la zona anal. También por este motivo es importante limpiarse correctamente después de evacuar, siempre en dirección de delante hacia atrás, y empleando toallitas húmedas para una mayor limpieza.

Otras formas de prevención del dolor en la vejiga basadas en el estilo de vida consisten en ingerir líquidos abundantemente y evitar sentarse en lugares fríos. También para las mujeres es importante orinar y lavarse justo después de las relaciones sexuales, ya que es un momento idóneo para la proliferación de bacterias y causante del dolor en la vejiga.