Dolor de piernas

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esSíntomas Dolor de piernas

Son numerosas las personas que sufren dolor de piernas, en su mayoría son dolores leves causados por el ejercicio, pero también pueden ser el síntoma de otro problema más serio.

Contenido

Definición

El dolor de piernas es una de las dolencias más comunes y que puede afectar a cualquier parte de la pierna, siendo especialmente vulnerables los músculos, huesos, tendones, vasos sanguíneos y los nervios. El dolor de piernas se puede manifestar de diversas formas, ya sea en reposo, al andar, estando simplemente de pie o realizando cualquier actividad física.

En ocasiones puede ser un dolor de piernas intermitente, generalmente de tipo muscular, que se nota en forma de pinchazos. Cuando la lesión es seria o los músculos no son los causantes, se puede llegar a sentir un constante dolor de piernas que puede llevar a la pérdida de sensibilidad e incluso a la parálisis.

Causas

Hay muchas causas para el dolor de piernas, destacando como más habitual la relacionada con el deporte. Los esfuerzos sin calentamiento pueden dar lugar a agujetas, calambres o contracturas. Un bajo nivel de minerales como el potasio, sodio o calcio provocado por la actividad física también puede dar lugar al dolor de piernas.

Problemas en los vasos sanguíneos causan en muchas ocasiones el dolor de piernas. Las venas que van hacia el corazón desde las piernas pueden estar dilatadas además de poder inflamarse, lo que provoca coágulos de sangre. Lo mismo que ocurre con las arterias que llevan la sangre desde el corazón, ya que pueden sufrir coágulos de sangre o estrecharse a causa de la arteriosclerosis.

Los problemas en las articulaciones también producen dolor de piernas, destacando los esguinces y la rotura de ligamentos. La artritis y la gota puede hacer que se inflamen, dando lugar a un constante dolor de piernas. El abuso de drogas y alcohol o la ciática pueden afectar a los nervios y causar dolor de piernas.

Diagnóstico y curso de la enfermedad

El diagnóstico de un dolor de piernas implica un examen físico por parte del médico para evaluar pies, muslos, rodillas y tobillos, además de la espalda e incluso las caderas, ya que es posible sufrir una dislocación o luxación. El objetivo es localizar el lugar específico del dolor de piernas y el motivo que lo causa. Si el dolor de piernas va más allá de las molestias musculares será necesario realizar pruebas para identificar la enfermedad, como un análisis de sangre.

En el caso de un problema de flujo sanguíneo se puede realizar una arteriografía para identificar cualquier posible lesión en las arterias o una ecografía dúplex si se sospecha de un coágulo de sangre. Puede que los huesos sean la causa del dolor de piernas por lo que se suele realizar una radiografía para localizar la causa. Puede llegar a ser necesario realizar una resonancia magnética e incluso una biopsia del hueso si un tumor es la causa del dolor de piernas.

Tratamiento

El tratamiento de cualquier dolor de piernas dependerá de la causa del mismo, aunque independientemente del motivo de la dolencia el médico puede prescribir analgésicos para paliar el dolor. En el caso de sufrir dolor de piernas por causas musculares relacionadas con el ejercicio es siempre necesario el reposo de las articulaciones, acompañado también de antinflamatorios. También se pueden aplicar geles o pomadas sobre la zona afectada para reducir la inflamación y calmar el dolor de piernas. Otras medidas para combatir el dolor de piernas causado por el deporte incluyen elevar las piernas o aplicar frío o calor varias veces al día sobre la zona dolorida. Es también posible que el médico recomiende el ejercicio como tratamiento del dolor de piernas cuando es causado por malas posturas o pasar demasiado tiempo sentado.

Cuando se tienen problemas en la articulación de la rodilla se puede tratar con reposo, vendajes y pomadas. Si se trata de una arteria obstruida o algún tipo de problema circulatorio el tratamiento dependerá de la gravedad. Puede que simplemente baste con mejorar la alimentación, hacer ejercicio o tomar medicamentos, aunque si es grave podría llegar a ser necesario aplicar un catéter con balón para facilitar el flujo sanguíneo. Del mismo modo es muy recomendable el uso de técnicas como la fisioterapia o acupuntura para aliviar el dolor de piernas.

Prevención

Para prevenir el dolor de piernas de tipo muscular causados por el ejercicio es fundamental realizar calentamientos y estiramientos antes y después de la actividad física, tomando grandes cantidades de agua y comiendo alimentos ricos en potasio como plátanos o patatas. Por otro lado es recomendable llevar una vida sana para evitar dañar los nervios que causan el dolor de piernas, para lo cual hay que alimentarse de forma equilibrada, evitando el tabaco y reduciendo el consumo de alcohol. Aquellas personas afectadas de diabetes deben controlar sus niveles de azúcar para evitar un posible dolor de piernas.