Dolor de hombro (hombro doloroso)

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esSíntomas Dolor de hombro (hombro doloroso)

El dolor de hombro (hombro doloroso) se genera normalmente por un daño en los tendones de esta articulación. Se trata de la zona con mayor movimiento del cuerpo, por lo que es fácil que se produzcan lesiones y problemas.

Contenido

Definición

El hombro cuenta con cuatro tendones que se sitúan a su alrededor, que es lo que se llama manguito de los rotadores. Cualquier daño, hinchazón, lesión o problema en estos tendones puede ocasionar el dolor de hombro (hombro doloroso). Suele ser un problema relacionado con los músculos, o bien con los huesos del hombro. También puede ser un dolor referido, es decir, que se ocasione en el pecho o en el cuello y se traslade a esta zona. La forma más fácil de localizar el dolor de hombro (hombro doloroso), es moverlo hacia delante, hacia atrás y hacia arriba, de forma que se sepa cuál es el tendón o la zona concreta en la que se encuentra el problema.

Causas

La causa más común por la que se produce este dolor de hombro (hombro doloroso), es la llamada tendinitis del manguito de los rotadores, es decir, la inflamación de los músculos que se encuentran pegados a la articulación del hombro. Cuando se produce una lesión, estos se inflaman, produciendo dolor en la zona.

Por otro lado, hay otras afecciones que también le pueden afectar a los hombros. La artritis es otro problema, que suele presentarse con mayor incidencia en edades avanzadas. Este problema produce la degradación de los cartílagos que protegen las articulaciones. Al desgastarse, las articulaciones se rozan mucho más, provocando inflamación y rigidez en el hombro. La bursitis, que es la inflamación de la bursa o bolsa que recubre los tendones del hombro.

Por otro lado, puede haber daños óseos, como fracturas, dislocación de hombro o separación del hombro. También existe el llamado síndrome del hombro congelado, en el que se produce dolor de hombro (hombro doloroso) debido a que los músculos se ponen rígidos y dificultan cualquier movimiento. Los desgarros y las sobrecargas son lesiones comunes producidas en los músculos por un trabajo excesivo de estos.

Diagnóstico y curso de la enfermedad

Un diagnóstico adecuado para determinar la causa del dolor de hombro (hombro doloroso), necesitará algunas pruebas. En primer lugar, el médico siempre buscará en los antecedentes, por si ha habido algún problema en esta zona con anterioridad, en caso de que hubiese lesiones pasadas que la debiliten. También será necesario descartar males mayores, como un posible ataque al corazón, ya que cuando este se produce, se inicia el dolor en el pecho, extendiéndose hasta el hombro.

Un examen físico determinará si hay inflamación, o la zona concreta del problema, viendo las dificultades en el movimiento. Por último, se podrán realizar pruebas médicas, como radiografías, ecografías o imágenes de resonancia magnética, para ver cuál es exactamente el problema, si reside en las articulaciones o en los músculos.

Tratamiento

El tratamiento para el dolor de hombro (hombro doloroso) es variado, dependiendo de cuál sea la causa que lo provoque. En general, cuando se trata de una inflamación de los músculos, tendinitis o bursitis, las pautas más habituales pasan por tomar medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno. También es bueno aplicar frío, ya que reduce la hinchazón, más de cuatro veces al día, durante unos 20 minutos. Usar compresión alivia el dolor de hombro (hombro doloroso), y además será mucho más fácil mantenerlo en reposo, evitando hacer más movimientos que lo dañen.

Cuando hay problemas como la dislocación o la separación, habrá que utilizar cabestrillo, y después realizar ejercicios para no perder movimiento en la articulación. En casos extremos, incluso puede que haya que recurrir a la cirugía. En casos severos como la artritis, también es posible que el médico opte por la inyección directa de antiinflamatorios en forma de corticosteroides. Si es artritis reumatoide, puesto que es una enfermedad autoinmune, el tratamiento también incluirá sesiones de fisioterapia para mejorar el movimiento en la zona y aliviar el dolor de hombro (hombro doloroso).

Prevención

La mejor prevención para las lesiones más comunes en los hombros, es no realizar sobreesfuerzos. Una sobrecarga, un desgarro, o bien la inflamación de los músculos suele producirse por realizar movimientos bruscos, o por sobrecargas.

En caso de comenzar a sentir dolor en los hombros, es necesario darles el reposo necesario, aplicando frío en la zona, para que este no vaya a más. Además, hay que aprender a realizar los estiramientos necesarios, que facilitarán el movimiento en los hombros, para que los músculos no sufran daños durante el entrenamiento o trabajo. Aprender técnicas para fortalecer estas articulaciones y los músculos que las rodean es algo fundamental, sobre todo si hemos sufrido daños en los hombros con anterioridad. En el caso de la artrosis, habrá que seguir las indicaciones médicas para evitar el mayor deterioro de los cartílagos, de forma que el dolor de hombro (hombro doloroso) se pueda minimizar.