Dolor de estómago común

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esSíntomas Dolor de estómago común

El dolor de estómago puede ser síntoma de diversas complicaciones del sistema digestivo. Aunque es un problema bastante generalizado, en la mayoría de los casos no tiene un diagnóstico concreto. El mejor remedio para el dolor de estómago común pasa por una dieta adecuada, aunque para algunos casos también están indicados algunos medicamentos.

Contenido

Definición]

Buena parte de los dolores de estómago se definen como dispepsias, digestiones demasiado complicadas que causan molestias. Esta dolencia responde a veces a una gran variedad de causas orgánicas que se pueden diagnosticar y tratar. Cuando no existe una causa orgánica identificable, se habla de dispepsia funcional y, generalmente, se produce por molestias en la parte alta del estómago.

Causas

Dentro del dolor de estómago es difícil precisar la causa de la dispepsia funcional cuando no se evidencian motivos orgánicos y, precisamente por eso, parece que la causa podría ser el estrés. En cuanto a los dolores de estómago orgánicos, el motivo suele ser más fácil de identificar aunque muy diverso. Uno de los más habituales es el reflujo gástrico, que ocurre cuando los jugos gástricos suben hacia el esófago, lo que provoca dolor en la boca del estómago, acidez en el propio estómago y en la garganta y regurgitación de alimentos, entre otros síntomas.

Otra causa más grave puede ser una úlcera, una lesión en la mucosa del estómago que produce dolor habitualmente desde que se tiene hambre. En ocasiones, el dolor de estómago también responde a la obesidad, que puede provocar una gran presión en la zona; a la presencia de gases; a una mala alimentación, por ejemplo, con gran presencia de alimentos picantes; abuso de bebidas agresivas como el alcohol o el café, que pueden provocar la reacción de la bacteria Helicobacter pylori o medicamentos muy fuertes que no se toman en las comidas.

Otra lista de causas del dolor estomacal podría confeccionarse con las enfermedades que en teoría no tienen que ver con este problema pero que lo acaban ocasionando: diabetes, angina de pecho, sífilis, enfermedad de Crohn, cálculos biliares, inflamación del páncreas, etc. En último extremo, la causa del dolor también podría ser el cáncer de estómago.

Diagnóstico y curso de la enfermedad

Para los profesionales de la medicina no siempre resulta sencillo realizar un diagnóstico certero del dolor de estómago. Los análisis de sangre, las endoscopias, los test de tolerancia a alimentos o las ecografías son algunas de las herramientas que posee el médico para lograrlo, además, lógicamente, de revisar el historial médico del paciente en busca de pistas. En muchas ocasiones, el paciente tarda en acudir a la consulta si el dolor de estómago no es demasiado molesto o repetitivo. Sin embargo, es fundamental que lo haga en el caso de sufrir vómitos o de que aparezcan heces con sangre, puesto que pueden ser síntomas de algunas de las causas más graves relacionadas con el dolor de estómago.

Tratamiento

Los tratamientos indicados para el dolor de estómago, como es lógico, son tan variados como los propios síntomas y causas de la enfermedad. Muchas veces una mejora en la dieta podría, por sí misma, aliviar o solucionar los problemas más leves o pasajeros. Sin embargo, en otras ocasiones los fármacos se hacen imprescindibles. Es el caso de las dolencias provocadas por la bacteria Helicobacter pylori, que necesitan ser tratadas con antibióticos. En cualquier caso, abstenerse de tomar alcohol y café es una medida que casi siempre debe acompañar a los tratamientos.

Ante los problemas digestivos leves, es habitual recurrir a remedios caseros que alivian el sufrimiento, remedios naturales que tienen detrás una gran tradición y que, efectivamente, pueden ser efectivos en buena parte de las ocasiones si el problema no es grave. La más conocida es la infusión de manzanilla, que proporciona protección y regula la membrana gástrica, pero existen muchas otras infusiones de hierbas recomendadas. El anís también puede ser efectivo cuando el dolor de estómago se deriva de comidas abundantes y gases.

Prevención

Pero el mejor remedio siempre es la prevención. ¿Podemos prevenir los dolores de estómago? En su mayor parte, la respuesta es afirmativa. En primer lugar, hay que cuidar la alimentación, lo que se come y lo que se bebe, pero también la forma en que se hace. Ingerir alimentos deprisa y sin masticar adecuadamente es un error para las personas susceptibles de sufrir dolores estomacales y siempre es mejor comer poco en varias ocasiones al día que mucho de una sola.

El estrés y las preocupaciones se pueden traducir en padecimientos físicos que afectan al estómago. Asimismo, teniendo en cuenta que los kilos demás pueden ocasionar el problema, mantener un peso adecuado y realizar ejercicio son otros consejos que hay que tener en cuenta. Además, es mejor evitar los medicamentos, pero si no queda más remedio, el paracetamol es mejor tolerado por el estómago que las aspirinas o el ibuprofeno.