Diarrea del viajero

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Diarrea del viajero

La diarrea del viajero es una enfermedad padecida por aquellos turistas que visitan países con deficientes condiciones de higiene. La diarrea del viajero se manifiesta con deposiciones frecuentes que comienzan durante el transcurso de un viaje o al regresar al lugar de origen. Ciertas regiones de Centroamérica, Asia y África suelen ser zonas de riesgo para contraer la diarrea del viajero.

Contenido

Definición

La diarrea del viajero es un problema de salud caracterizado por deposiciones de consistencia blanda o líquida, en una frecuencia mayor a las cinco diarias. La diarrea del viajero es la manifestación de una infección causada por virus, bacterias o parásitos. El lugar de origen y destino, la estación del año y las características del viajero son factores que influyen en la aparición de la diarrea del viajero.

Causas

La diarrea del viajero se produce mediante el consumo de bebidas y alimentos contaminados por agentes patógenos. La comida comprada en puestos callejeros es una de las principales fuentes de contagio de la diarrea del viajero. Los mariscos, los productos lácteos y las frutas y verduras crudas son potencialmente riesgosos en la transmisión de la diarrea del viajero.

La diarrea del viajero puede presentarse por la contaminación del agua y los alimentos con heces. La diarrea del viajero es asimismo posible de contraer debido a la acción de ciertas sustancias tóxicas en los alimentos. Las tres fuentes primarias de propagación de la diarrea del viajero son las bacterias, los virus y los parásitos. Estos microorganismos afectan por diferentes vías el agua y la comida.

Síntomas y curso de la enfermedad

La diarrea del viajero se manifiesta con deposiciones muy frecuentes, muy deposición blandas o deposición líquidas y de olor desagradable. Las personas que padecen diarrea del viajero suelen tener un número de deposiciones de entre cinco a veinte diarias, dependiendo de la gravedad del cuadro. Además, la diarrea del viajero se presenta con calambres abdominales, náuseas, vómitos, fiebre y molestias al defecar.

Por lo general, la diarrea del viajero suele tener una duración de pocos días, aunque en algunos casos tiende a aparecer posteriormente algún tipo de enfermedad que causa diarrea, como la disentería bacteriana. Si la mejoría no sucede en el lapso de una semana puede deberse a una complicación provocada por la diarrea del viajero.

Diagnóstico

La diarrea del viajero es diagnosticada cuando la duración de los síntomas mencionados se extiende más de dos o tres días. El especialista puede indicar la presencia de la enfermedad recurriendo a una prueba de deposiciones. De este modo es posible detectar el tipo de agente causante de la dolencia y recomendar el tratamiento adecuado. Además, los análisis de sangre son una herramienta muy importante para descartar otro tipo de enfermedades de sintomatología similar, tales como tifus o cólera. Los destinos visitados y las características del viaje son una clave muy importante para el diagnóstico de la diarrea del viajero.

Tratamiento

La diarrea del viajero suele remitir en cuatro o cinco días de tratamiento médico si se mantienen unas pautas alimentarias y de higiene indicadas por un especialista. La rehidratación y la dieta son los pilares fundamentales para la cura de la enfermedad. En estos casos, las recomendaciones alimentarias consisten en la ingesta de caldos, arroz y patatas, especialmente durante la primera etapa del tratamiento. Con posterioridad pueden incorporarse paulatinamente otras recetas de fácil digestión.

La manzana rallada, de alto contenido en pectina, es un producto muy bien tolerado. Los preparados de rehidratación que se consiguen en las farmacias constituyen un excelente recurso para suplementar la pérdida de líquidos y electrolitos. Estas soluciones también pueden prepararse de manera casera, incorporando azúcar y sal al agua para beber.

Los medicamentos que contienen loperamida pueden servir para interrumpir la diarrea en un corto plazo, aunque no es conveniente abusar de ellos ya que pueden provocar la proliferación de los agentes causantes de la diarrea del viajero si se toman durante muchos días. El uso de los antibióticos no está indicado para las diarreas leves, pero es de gran ayuda en los casos que van de moderados a graves. El especialista será el encargado de determinar el mejor tratamiento a seguir ante los diversos cuadros de diarrea del viajero.

Prevención

La diarrea del viajero puede ser prevenida consumiendo las verduras siempre cocidas e hirviendo el agua que se utiliza tanto para beber como para la higiene bucal. Debe evitarse el consumo de ensaladas, frutas con cáscara y alimentos crudos, en general. El lavado frecuente de las manos es una medida fundamental en la prevención de la diarrea del viajero.