Dermatitis seborreica

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica, también conocida como ezcema seborreico, es una disfunción crónica de la piel causada por el hongo Malasezzia furfur. Éste provoca exceso de producción de grasa cutánea a la vez que produce descamación de la piel, irritaciones, escozor y rojeces en el cuero cabelludo y en zonas localizadas de la cara y del cuerpo. La dermatitis seborreica puede aparecer en cualquier edad y el tratamiento con cremas corticoides y ketoconazol son los más indicados.

Contenido

Definición

La dermatitis seborreica es una alteración cutánea inflamatoria provocada por una alteración de las glándulas sebáceas. Éstas producen exceso de grasa, lo que provoca irritaciones, erupciones y rojeces sobretodo en el cuero cabelludo, en la zona media del tórax, en los pómulos y en los párpados.

La dermatitis seborreica es una dolencia crónica que afecta concretamente a tres grupos poblacionales: a la infancia (desde las dos semanas de vida hasta los 12 meses), a los adultos (entre los 30 y los 50 años) y a la tercera edad.

Causas

Se cree que la dermatitis seborreica la causa un hongo conocido como Malasezzia furfur, que sobretodo afecta a individuos con poca inmunidad y elevada producción de sebo. El hongo produce en ellos una reacción alérgica caracterizada por el enrojecimiento de la piel e inflamación, dando lugar a un proceso de desprendimiento de escamas o pitiriasis.

Una alimentación inadecuada y baja en vitamina D, el estrés, la fatiga, los climas extremos, la predisposición a una piel grasa, la aplicación de lociones con alcohol, la utilización de champús poco frecuentes, otros trastornos cutáneos, la obesidad o una inadecuada limpieza de la piel pueden estar en el origen del desarrollo de la dermatitis seborreica.

Asímismo, enfermedades como el Parkinson, los traumatismos craneales, los accidentes cerebrovasculares o el VIH se incluyen entre las causas del desarrollo de la dermatitis seborreica.

Síntomas y curso de la enfermedad

La dermatitis seborreica aparece en aquellas zonas del cuerpo con mayores índices de grasa: cuero cabelludo, la cara (sobretodo la zona de las cejas, pestañas, párpados, zona nasolabial o en el oído externo) y el tórax. Con frecuencia se observa una descamación de la cara, que en el caso de los bebés se conoce como costra láctea. La dermatitis seborreica también provoca aparición de rojeces en zonas localizadas de la cara, parches, pruritos, que pueden provocar picazón en el que caso de que se produzca una infección, e incluso pérdida del cabello.

Diagnóstico

El diagnóstico de la dermatitis seborreica está en función del aspecto de las lesiones y de la localización de las mismas. Además, se tiene en cuenta el historial clínico del paciente o sus familiares con especial atención a antecedentes alérgicos cutáneos o de dermatitis seborreica. El cuadro clínico de la dermatitis seborreica varía en función de la edad, de modo que el diagnóstico en los bebés tiene en cuenta la edad del mismo (menos de 3 meses), la localización de las lesiones, la ausencia de síntomas o la descamación untusosa. Para diagnosticar la dermatitis seborreica en adultos se analiza la presencia de lesiones erimato-escamosas y pruriginosas en la cara, los pliegues de la misma y en el tórax.

Tratamiento

El tratamiento de la dermatitis seborreica está orientado a calmar la inflamación, disminuir el exceso de grasa y eliminar el prurito. En el caso de los más pequeños el tratamiento de la dermatitis seborreica con cremas de hidrocortisona es lo más adecuado. Para las lesiones que afectan al cuero cabelludo suele prescribirse ácido salicílico en vaselina. También se recomienda el uso de champús infantiles suaves.

En el caso de los adultos con dermatitis seborreica se recomienda la utilización de champú de brea diariamente hasta que la caspa se controle. A partir de entonces, se puede reducir su uso a dos veces por semana. Para las lesiones cutáneas provocadas por la dermatitis seborreica se indican cremas con Ketoconazol y Miconazol dos veces al día durante unas semanas y hasta que los signos visibles remitan.

Prevención

Es difícil prevenir la dermatitis seborreica, pero se ha demostrado que evitar una exposición prolongada a los rayos solares, una adecuada hidratación y una alimentación sana, equilibrada y rica en alimentos con vitamina D son factores coadyuvantes de su prevención.

Evitar las agresiones del aire o los climas extremos, prevenir la sudoración intensa y una adecuada higiene cutánea con productos adecuados (suaves y sin perfume) también se incluyen entre las medidas de prevención de la dermatitis seborreica.

Por lo que respecta a los factores psicológicos relacionados con la dermatitis seborreica se apunta como esencial el control del estrés para evitar la aparición de la dermatitis seborreica.