Dermatitis perioral

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Dermatitis perioral

La dermatitis perioral es una enfermedad de la piel de la cara.

Contenido

Definición

La dermatitis perioral es considerada una enfermedad exclusiva de la cara. Esta enfermedad consiste en el enrojecimiento del rostro, presentando una erupción en el mismo. Se puede localizar en la zona que rodea la boca principalmente, aunque también aparece en zonas como los párpados o el mentón. Presenta pus en algunos de los casos más severos.

Causas

Aunque no está del todo claro cuáles son las causas que producen la dermatitis perioral, sin embargo hay algunos factores característicos de algunos tipos de pieles que pueden ser más propensos a sufrir dermatitis perioral. Personas con piel seca tienen más posibilidades de contraer la enfermedad que personas con otro tipo de pieles.

La propia sequedad de la piel favorece que se produzca la dermatitis perioral. Por otra parte, el uso habitual de productos cosméticos como por ejemplo, cremas hidratantes, tan habituales entre los productos usados a diario, pueden ser los causantes de la aparición de esta enfermedad, ya que la piel queda humedecida en exceso durante demasiado tiempo.

La piel pierde la protección que tiene por sí sola, sin ayuda de ningún tipo de producto cosmético y aparece el enrojecimiento y la sequedad que acaban produciendo la dermatitis perioral.

Síntomas y curso de la enfermedad

El síntoma más evidente de la aparición de la dermatitis perioral es el enrojecimiento de zonas de la piel de la cara provocando que toda la zona además esté más seca que habitualmente. Los pacientes con dermatitis perioral experimentan quemazón en la zona que rodea la boca, y justo debajo de la nariz, incluso puede aparecer pus. También la zona del mentón e incluso los párpados se enrojecen. El enrojecimiento se presenta en forma de pápulas, que evidencian la presencia de la dermatitis perioral. Esta enfermedad puede hacerse crónica si no se dejan de usar cremas y no se trata a tiempo.

Diagnóstico

La dermatitis perioral puede diagnosticarse con gran facilidad ya que la aparición de manchas rojizas la hacen muy característica, aunque puede llegar a confundirse también en ocasiones con otras enfermedades de la piel, o con algún tipo de alergia que haya experimentado el cutis al ponerse en contacto con algún factor externo. Además de descartar otras enfermedades, el facultativo deberá realizar un sondeo pormenorizado de los productos, que el paciente utiliza para hidratar su rostro y así detectar la dermatitis perioral rápidamente.

Tratamiento

El tratamiento de la dermatitis perioral puede ser muy sencillo en casos menos serios. Puede tratarse esta enfermedad abandonando el uso de cremas hidratantes que son las causantes de la dermatitis perioral, en especial las que contienen esteroides. De todos modos, dejar de usar estos cosméticos, puede resultar contraproducente si se hace de golpe, ya que la dermatitis perioral puede verse agravada si la piel experimenta un cambio brusco.

Para casos más graves, de dermatitis perioral, se aconseja el uso de antibióticos como Tetraciclina y Minociclina, reduciendo así la inflamación, acabando así con las bacterias que provocan la enfermedad. El uso de Pimecrolimus en crema es considerado un tratamiento bastante eficaz si se ha producido por el uso de cremas hidratantes con esteroides.

Si la dermatitis perioral es muy grave, pueden tomarse antibióticos por vía oral o hacer uso del medicamento Isotetrinoína indicado para pacientes con acné. Para tratar a niños es conveniente usar Metronidazol o Eritromicina, preferiblemente el primero porque es antiinflamatorio. Es una solución que se aplica por la noche, preferiblemente durante una semana y una vez al día y puede acompañarse con la aplicación de paños impregnados en té que es un producto que no resulta oleaginoso.

Prevención

Para prevenir la dermatitis perioral es aconsejable no utilizar cremas hidratantes demasiado grasientas ni productos que contengan corticoides. Por otra parte, se puede prevenir la dermatitis perioral no exponiéndose excesivamente al sol o al viento fuerte.

El hecho de no usar anticonceptivos orales, que en ocasiones propician la aparición de esta enfermedad, puede mejorar considerablemente la dermatitis perioral.

Otra manera de prevenir la dermatitis perioral es evitando el uso de pastas dentífricas con flúor que favorece la presencia de la enfermedad sobre el labio superior. Y por último dejar de utilizar productos cosméticos, como algunas cremas o maquillajes que afectan y provocan la dermatitis perioral.