Dermatitis del pañal

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal es una enfermedad de la piel que afecta a un alto porcentaje de bebés, sobre todo entre los cinco y los catorce meses. Esta afección se produce en la zona del pañal y está causada por un conjunto de factores, entre los que se hallan la humedad, la falta de higiene o el roce del pañal. Aunque no se conozca exactamente su causa, es fácil prevenir y curar la dermatitis del pañal.

Contenido

Definición

Se llama generalmente dermatitis del pañal a cualquier enfermedad cutánea propia de los bebés que afecta al área que cubre el pañal, pero esta definición no es exacta.

La dermatitis del pañal es una enfermedad irritativa causada por las particulares condiciones que se crean en la zona del pañal debido a la humedad, el contacto con las heces, el uso de determinados productos o la fricción producida con los pañales. Dependiendo de la zona afectada –zona perianal, glúteos, genitales– y del grado de irritación o inflamación, podría deducirse su causa y establecerse el tipo de dermatitis del pañal.

Causas

No se conoce la causa específica de la dermatitis del pañal, aunque se cree que son varios factores los que intervienen en su aparición. La piel cubierta por el pañal sufre unas condiciones especiales debido a su exposición a la humedad y los componentes de la orina y las heces, e igualmente por la falta de ventilación, el roce continuo con los pañales y el uso de detergentes y sustancias perfumadas.

La acción de dichos factores sobre la piel provoca una irritación que acaba por romper la barrera protectora de la epidermis y origina una gran sensibilidad en la zona, aunque la dermatitis del pañal también pueda verse favorecida por la ingesta de antibióticos por parte del bebé o de la madre lactante.

Aunque muchos piensan que la dermatitis del pañal es causada por el hongo Candida albicans, no se sabe exactamente cómo contribuye éste a su desarrollo. Se ha estudiado asimismo el papel de las bacterias, que parecen elevar el pH de la piel, por lo que los bebés con frecuentes diarreas suelen ser más propensos a padecer dermatitis del pañal.

Síntomas y curso de la enfermedad

La dermatitis del pañal puede comenzar a manifestarse en una pequeña zona oculta bajo el pañal mediante unos pequeños granitos enrojecidos, y acabar mostrando –si no se trata en su primera fase– de grandes áreas inflamadas y enrojecidas en los genitales, alrededor del ano o entre los glúteos. Por este motivo, es importante tomar medidas en cuanto aparezcan los primeros síntomas de la dermatitis del pañal.

Aunque no es una afección grave, podría complicarse si se produce al mismo tiempo una infección por Candida albicans, lo que daría lugar a un eritema o inflamación de la piel de color rojo violáceo que se acompaña de erupciones con o sin pus. Aunque es menos frecuente, en ocasiones aparece una infección añadida por bacterias que puede complicar igualmente la dermatitis del pañal.

Diagnóstico

La dermatitis del pañal no es difícil de diagnosticar ya que no existen pruebas de laboratorio que confirmen su existencia. Por este motivo, para realizar correctamente el diagnóstico de esta enfermedad deben descartarse otro tipo de afecciones parecidas a la hora de enfrentarse a sus síntomas.

Existen diversas enfermedades que podrían confundirse con la dermatitis del pañal, como la dermatitis seborreica –descamación y eritema rosáceo–, psoriasis del pañal –placas inflamadas–, miliaria rubra –[[pápula[[s o ampollitas–, impétigo –pústulas con líquido amarillento–, candidiasis del pañal –con pústulas y de color rojo violáceo–, herpes genital –grupillos de vesículas– o dermatitis atópica, aunque esta última no suele aparecer en los bebés en la zona afectada por la dermatitis del pañal.

Tratamiento

El tratamiento principal para la dermatitis del pañal consiste en evitar todas las situaciones que provocan esta enfermedad. Deberán utilizarse pañales superabsorbentes para que la zona afectada por la dermatitis del pañal carezca de humedad, así como cambiar los pañales con las manos lavadas en cuanto estos se ensucien, pues de esta manera las bacterias no podrán actuar sobre la piel.

Al limpiar al bebé no deben utilizarse toallitas impregnadas en alcohol ni perfumes, sino jabones neutros y esponjas limpias –o paños de algodón muy suaves–; ni debe frotarse la piel enrojecida para que no se irrite más la zona afectada por la dermatitis del pañal. Antes de colocar el pañal la piel debe estar completamente limpia y seca, por lo que es conveniente utilizar primero una toalla muy suave con dulces presiones –sin frotar– y dejar que termine de secarse manteniendo al bebé destapado durante un buen rato.

El pañal no debe ajustarse demasiado para que el aire pueda circular, y antes de colocarlo deberá aplicarse la crema o talco recomendado por el pediatra. En algunos casos el médico puede prescribir el uso de una crema con corticoides para eliminar la inflamación, o un antifúngico si la dermatitis del pañal se ha complicado por la existencia del hongo Candida albicans.

Solo cuando está probada la infección bacteriana se recomienda una crema antibiótica, pues su uso sobre una piel irritada por la dermatitis del pañal no siempre produce mejoría. En caso de utilizar pañales de tela, estos deben estar muy bien aclarados para eliminar los detergentes, y es conveniente no utilizar suavizante para la ropa, pues este podría empeorar la dermatitis del pañal.

Prevención

Para prevenir la dermatitis del pañal deben tenerse en cuenta las recomendaciones dadas anteriormente para evitar la humedad y las bacterias, pues si la piel se mantiene seca, limpia y bien aireada será difícil que el bebé la padezca. Dejar al niño sin el pañal puesto durante el mayor tiempo posible contribuirá igualmente a prevenir la aparición de la dermatitis del pañal.