Deficiencia de testosterona en hombres de edad avanzada (andropausia)

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Deficiencia de testosterona en hombres de edad avanzada (andropausia)

La deficiencia de testosterona en hombres de edad avanzada, denominada andropausia, es la causante de determinadas dolencias y otros síntomas que pueden aparecer en edades comprendidas entre los 45 y 55 años.

Contenido

Definición

Al igual que ocurre en las mujeres, la disminución de producción de hormonas puede provocar en los hombres alteraciones, con síntomas menos evidentes que en ellas, pero de una gran repercusión.

La deficiencia de testosterona en hombres de edad avanzada muestra cambios en su estado de ánimo, pérdida de energía, potencia física e impulso sexual. El estudio de la andropausia es mucho más reciente que el de la menopausia femenina, pero en los últimos años ha recibido un gran impulso motivado entre otros aspectos por la mayor longevidad de la población.

Causas

La producción de testosterona se produce en los testículos y también en las glándulas suprarrenales. Hasta que el hombre llega a edad adulta la producción de esta hormona va en aumento, pero llegado a la década de los treinta, el crecimiento se frena para empezar a sufrir una disminución en su producción que se estima aproximadamente en un descenso del 10% aproximadamente cada década, llegando a provocar la andropausia.

La testosterona que queda en el cuerpo debe realizar las funciones que tiene encomendada esta hormona, que son variadas y afectan a la producción ósea, la función hepática y la absorción de lípidos e hidratos de carbono, entre otras.

Al producirse una deficiencia de testosterona en hombres de edad avanzada, los síntomas de esta enfermedad empiezan a aparecer. La andropausia presenta trastornos considerables en un alto porcentaje de hombres y pueden provocar un empeoramiento de la calidad de vida, ya que pueden originar ciertas enfermedades o agravar las ya existentes.

Síntomas y curso de la enfermedad

Son muchos los síntomas que pueden presentar los hombres que sufren una deficiencia de testosterona. La andropausia puede ser la causante de una disminución del impulso sexual, puede originar una serie de cambios emocionales que afecten a la conducta y al estado de ánimo de quien la padece, incluso puede ser el origen de una pérdida de la masa muscular.

Como consecuencia, la resistencia muscular también puede verse afectada, así como una disminución de la temperatura en pies y manos, junto a la sensación de hormigueo en las extremidades. Otros pacientes que sufren andropausia presentan alteraciones del sueño, pérdida de vello genital, aumento considerable de la sudoración e incluso periodos de estreñimiento.

Diagnóstico

En la edad adulta, en el hombre se dan una serie de cuestiones de carácter personal, familiar y socio-laboral, que pueden dificultar un diagnóstico certero de la patología de deficiencia de la testosterona. Igualmente la negativa habitual por parte del hombre a reconocer una disminución de todo lo relacionado con la producción de hormonas masculinas, no ayudan a establecer unos patrones que permitan identificar la existencia de esta enfermedad. A través de los análisis clínicos así como el estudio realizado por el personal médico, se podrá diagnosticar si los síntomas que se presentan son debidos a esta enfermedad e iniciar en consecuencia el tratamiento adecuado.

Tratamiento

El tratamiento de la andropausia se centra principalmente en la terapia hormonal sustitutiva, que tiene como finalidad fundamental contrarrestar la deficiencia de testosterona en hombres de edad avanzada. Para la aplicación de este tratamiento se debe tener en cuenta la situación del paciente, ya que aquellos que sufren de diabetes, hipertensión, enfermedades relacionadas con la próstata o insuficiencia cardíaca, presentan un elevado número de contraindicaciones y la utilización de la terapia hormonal sustitutiva puede ocasionar un empeoramiento de dichas enfermedades, por lo que requieren de un control médico más exhaustivo.

Existen diferentes formas de aplicar este tratamiento. Una de las opciones más cómodas es aquella en la que se utilizan parches transdérmicos, ya que la absorción se realiza de forma progresiva.

También se puede aplicar este tratamiento mediante inyecciones intramusculares, que tienen una absorción lenta y su administración se realiza cada dos o tres semanas. La acupuntura también puede ayudar a restablecer los niveles mínimos de testosterona, provocando un alivio de los síntomas. La homeopatía cuenta con diferentes tratamientos que pueden ayudar a pacientes de andropausia a mejorar los síntomas, tanto a nivel físico como a nivel emocional.

Prevención

Para prevenir la andropausia es muy recomendable mantener una dieta saludable, evitando el sobrepeso y el incremento de los niveles de colesterol y triglicéridos. La inclusión en la dieta de productos lácteos desnatados y pescados frescos aumenta la ingesta de ácidos grasos omega 3, muy recomendado para la prevención de la andropausia. Evitar el consumo de tabaco y de alcohol, así como realizar un consumo de gran cantidad de agua cada día, son puntos a tener en cuenta. La realización de actividades que proporcionen relajación a la vez que entretenimiento son muy adecuadas para la prevención de esta enfermedad.