Dedo en gatillo

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Dedo en gatillo

El dedo en gatillo (tenosinovitis estenosante) se produce cuando uno o varios dedos de la mano no se pueden estirar con normalidad y su movimiento queda limitado, pareciendo que estuviéramos apretando un gatillo. Afecta a los tendones y puede llegar a provocar la inmovilidad total. En las fases más avanzadas se necesita tratamiento quirúrgico.

Contenido

Definición

El dedo en gatillo se trata de una lesión que afecta a los dedos de las manos debido a un fallo de los tendones flexores que no se pueden deslizar con normalidad por la vaina ya que ésta se encuentra inflamada. Cuando padecemos el dedo en gatillo, el dedo se queda flexionado, no pudiéndose poner recto o estirarse al completo.

Causas

Las causas que explican la aparición del dedo en gatillo todavía no se conocen con extrema exactitud. Sin embargo, sí que existen ciertos factores de riesgo y condiciones que facilitan la aparición del dedo en gatillo: El dedo en gatillo tiende a ser más frecuente en aquellas personas que padecen algún otro tipo de enfermedad como es el caso de la artritis reumatoide, la gota, el hipotiroidismo o la diabetes.

Igualmente, el dedo en gatillo aparece con mayor frencuencia en mujeres que en hombres y suele detectarse en personas en edad adulta (entre 40 y 60 años). La causa más común del dedo en gatillo es realizar un uso excesivo de movimientos repetitivos y forzosos con la mano. Suele aparecer después de haber realizado acciones de gran esfuerzo con las manos, como pasar muchas horas frente al ordenador, tocar instrumentos musicales sin dejar descansar las manos o utilizar máquinas.

Síntomas y curso de la enfermedad

Los sintomas que podemos observar si padecemos el dedo en gatillo son diversos. No obstante, evolucionan conforme avanza la lesión. Estos normalmente se dan más frecuententemente en la mano con la que trabajamos y en el dedo pulgar y anular.

En una primera fase es posible que aparezca un bulto (o inflamación) en la palma de la mano, justo en la base del dedo afectado que produce dolor, que se noten molestias al flexionar o extender el dedo o que se escuchen chasquidos. En las fases avanzadas del dedo en gatillo, el dedo queda completamente atascado en posición doblada, produce mayor rigidez, puede afectar a otros dedos cercanos y provoca un dolor más agudo.

Diagnóstico

Es importante que se consulte al médico si se considera que se padece una lesión como la de dedo en gatillo. En líneas generales, se hace un diagnóstico basándose en el historial clínico y los síntomas del paciente. En la mayoria de los casos se realiza un examen físico donde el médico valora la rigidez de los dedos afectados y la sensibilidad de los mismos. En algunos casos, el médico puede considerar necesaria una ecografía para evaluar la inflamación del dedo en gatillo o llevar a cabo pruebas específicas si pensase que puede estar relacionado con otra patología.

Tratamiento

El tratamiento del dedo en gatillo dependerá en gran medida de lo avanzado de la enfermedad. Si la lesión se encuentra en las primeras fases es posible barajar diferentes opciones, no obstante, para casos donde la lesión se encuentra más avanzada, la cirugía puede ser conveniente para liberar el tendón de su bloqueo. En los casos de dedo en gatillo leves, lo idóneo es dejar descansar el dedo o colocar una férula para inmovilizarlo. A veces, resulta conveniente combinar el reposo con el estiramiento del tendón. Si el dolor es fuerte, existen alternativas como tomar medicamentos antiinflamatorios vía oral (Ibuprofenos o Naproxeno) o mediante inyecciones (corticosteroides). También se puede intentar cambiar la rutina de las actividades o aplicar calor y frio de manera alternada.

En caso de que todas estas propuestas previas fracasen, es posible acudir a la cirugía si así lo considera el médico para curar el dedo en gatillo. El tratamiento de cirugía consiste en un pequeño corte en la palma de la mano para cortar la vaina del tendón. En un gran número de casos la operación solamente dura 60 minutos y no hace falta pasar la noche en el hospital. Después de la cirugía, donde se suele aplicar anesteria local, se puede sentir ardor, pero la movilidad en los dedos empieza inmediatamente. Sin embargo, la completa recuperación puede tardar meses.

Prevención

Para prevenir la aparición de lesiones como el dedo en gatillo se recomienda limitar las actividades repetitivas y forzosas con los dedos y alternar las actividades, dejar periodos de descanso entre las tareas e intentar acomodar el entorno para no forzar en exceso los movimientos. Otras opciones para evitar el dedo en gatillo pasan por ejercitar los dedos y realizar ejercicios periódicos con los dedos y la palma de la mano.