Caries

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Caries

Los dientes suelen ser una parte muy frágil del cuerpo. Por esta razón, hay que mantener un control adecuado para que la caries no aparezca, pero ¿qué es en realidad esta palabra tan usada, sobre todo en los más pequeños cuando no quieren lavarse la boca? Según la explicación médica, la respuesta a esta pregunta se refiere a cavidades generadas por ácidas en algunos de los dientes. Estas caries acumulan bacterias a tal punto de llegar a un dolor fuerte o la pérdida de algunos de los dientes.

Contenido

Causas

Generalmente, la caries comienza atacando el esmalte de los dientes hasta entrar en las capas interiores o zonas blandas. La manera más común en la que aparecen estas cavidades es a través de la descomposición que ocasionan los alimentos, sobre todo los que contienen carbohidratos, dentro de la boca. Sin embargo, el principal factor es el mal cepillado o la falta de hilo dental para quitar por completo los residuos que puedan quedar entre los dientes.

Toda esta combinación alimentan a las bacterias que viven en la cavidad bucal y se producen ácidos secundarios que lo único que harán es perforar el esmalte de los dientes hasta provocar la caries.

Síntomas y curso de la enfermedad

La forma más sencilla de encontrar la caries es visitando al médico. El profesional revisará por completo la boca y encontrará cualquier tipo de anormalidad. Incluso sabrá con exactitud si se trata de caries u otro síntoma.

Es importante tener en cuenta que muchas veces estas corrosiones pueden aparecer debajo de las superficies de los dientes o en lugares en donde no se pueden ver. Por esta razón, hay veces que se necesita a una segunda persona o un especialista en dientes.

Lo recomendable es que cada persona realice consultas periódicamente para controlar su dentadura ya que es muy usual que la caries aparezca en las zonas con las que se mastican o debajo de las encías y, con el tiempo, pueden provocar un dolor intenso.

En cuanto al curso de esta enfermedad, la primera etapa no es dolorosa y desarrolla la caries incolora. La segunda ataca al esmalte y la dentina, provocando dolor. En la tercera etapa se destruye la dentina y alcanza a los vasos sanguíneos o nervios, provocando una infección y un dolor agudo. Luego, si no se toman las medidas, el tejido que rodea al diente se compromete junto con los ligamentos periodontales, la encía y el hueso, provocando lo que se llama absceso dental y un dolor totalmente insoportable.

Diagnóstico

Existen distintos indicios que pueden revelar la aparición de caries en una persona. Una de las más frecuentes es que la corrosión haya traspasado todo el diente hasta llegar a los nervios. Esto provoca un gran dolor y es cuando usualmente se escuchan los gritos o llantos de ese síntoma que ninguno quiere tener. Algo similar ocurre cuando se ingieren cosas dulces. El azúcar potencia el dolor y la caries se torna muy dolorosa. Hay que tener en cuenta que la primera etapa de la caries no es muy dolorosa. Sin embargo, con el pasar del tiempo la caries pueden ser insoportables, hasta lograr una posible caída del diente, si rompe los tejidos internos y los ligamentos periodontales.

Tratamiento

El médico especialista tratará a la caries de distintas maneras según del avanzado que esté. La forma para realizar este procedimiento es obturar el diente en las partes corroídas y aplicar fresa dental para reemplazar esa parte. En todos los casos se usará anestesia porque de lo contrario puede ser doloroso. Otra de las alternativas es realizar lo que se llama “corona”. Este procedimiento consiste en una caries más avanzada y un diente muy debilitado. Se quita toda la corrosión existente y se pone sobre la base del diente una corona de porcelana u oro, entre otros materiales, que emulan al diente.

Por último, el tratamiento de conducto es el paso para la caries más avanzada. Esto ocurre cuando el nervio muere. Lo que se hace es extraer el centro del nervio con tejidos y nervios para luego rellenar con un sellador. Cuando se termine este tratamiento se pone una corona para simular el diente y la caries habrá desaparecido.

Prevención

La manera más sencilla para evitar caries es cepillarse los dientes a diario, al menos dos veces al día. En lo posible hay que utilizar hilo dental o prestar mucha atención para eliminar toda la suciedad que quede en los dientes. La visita periódica al médico es muy importante, al igual que una dieta equilibrada sin excesos de azúcar o almidones. A esto hay que agregar usar productos o cremas dentales con flúor e ingerir agua con la cantidad correcta de fluoruro para que no aparezca la caries.