Artritis reumatoide (reuma)

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Artritis reumatoide (reuma)

La artritis reumatoide (reuma) es una de las enfermedades que afectan directamente a los huesos y articulaciones, provocando dolor e hinchazón, entre otros posibles síntomas. Los lugares más frecuentes en donde se presenta la artritis reumatoide (reuma) son en las rodillas y en las manos.

Contenido

Definición

Es importante saber que el artritis reumatoide (reuma) es una enfermedad que produce inflamaciones crónicas y es autoinmune. La causa que provoca este diagnóstico aún no se conoce. Solamente se sabe que afecta a las articulaciones y, en casos aislados, a otros órganos del cuerpo.

Con el paso del tiempo, si la artritis reumatoide (reuma) no es tratada en el momento ideal o se encuentra muy avanzada, puede destruir todas las articulaciones y provocar alteraciones en la vida de cada paciente o discapacidades físicas, sobre todo en la parte motora.

Causas

La artritis reumatoide (reuma) aún no tiene un origen exacto. Los investigadores todavía no pueden descubrir el porqué de esta enfermedad. Lo que sí se sabe es que no es hereditaria y que el sistema inmune tiene un participación fundamental.

Este sistema es el protector ante todos los agentes desconocidos que quieran hacer daño al cuerpo. En el caso de esta enfermedad, lo que logra es alterar los parámetros para que no se reconozcan los tejidos y se inflamen. Esta acción provoca el dolor y la hinchazón o rigidez en cada una de las articulaciones afectadas.

Si bien no hay un tratamiento preventivo, se conoce que muchas personas que fuman o tienen inflamaciones en las encías son propensas a contraer artritis reumatoide (reuma). Por esta razón, se recomienda dejar el trabajo y dedicarle mucho tiempo a la higiene bucal.

Síntomas y curso de la enfermedad

En cuanto a los síntomas, la artritis reumatoide (reuma) es de esas enfermedades que se presentan progresivamente. Al principio pasa desapercibida y solo da señales de dolores suaves. Sin embargo, con el tiempo esto aumenta y cada vez son peores. Lo más frecuente es que en el principio se vean afectados las manos y los pies. Sin embargo, con el pasar del tiempo las demás articulaciones también sufren consecuencias.

Es probable que también aparezcan síntomas como cansancio, debilidad en el cuerpo y, en algunos casos, fiebre. Incluso, hay veces que este diagnóstico puede aparecer en aproximadamente tres horas. Cuando el dolor disminuya, pasarán algunas horas y todo este proceso volverá a comenzar. También puede ocurrir que estos episodios que provoca la artritis reumatoide (reuma) sean continuos o más espaciados en el tiempo.

Diagnóstico

Para conocer el diagnóstico exacto acerca de la artritis reumatoide (reuma) es importante realizar exámenes clínicos periódicamente y, sobre todo, con un reumatólogo. Para conocer esta enfermedad es probable que se hagan estudios relacionados con la sangre, radiografías y posibles ecografías para mayor precisión. Por esta razón, siempre que tenga dolor o se tengan algunos de los síntomas mencionados hay que visitar al médico para tratar lo más antes posible.

Hay que saber cuanto más rápido se realizan las pruebas es mejor porque con el tratamiento indicado el dolor o la inflamación de las articulaciones pueden detenerse. Algo que hay que tener en cuenta es que la artritis reumatoide (reuma) no es lo mismo que artrosis. Si bien muchos se confunden, esta última afecta a menos articulaciones. De todas formas, siempre hay que consultar a un medico.

Tratamiento

Un médico especialista debe supervisar el tratamiento de la artritis reumatoide (reuma). El traumatólogo dará los medicamentos que se necesiten para controlar la enfermedad y pausarla lo antes posible. Si bien no existe una cura definitiva, hay muchas maneras de poder controlar con anticipación los dolores más fuertes y pausar las molestias o el avance para que las articulaciones sanas no sean afectadas.

De esta forma se evitan deformaciones y discapacidades que pueden venir de esta enfermedad. Hay que tener en cuenta que si bien este tratamiento puede ser muy efectivo, hay periodos en donde el dolor puede aparecer muy fuertemente. Al ser un problema crónico, aumenta la problemática con el tiempo y siempre es recomendable tratarla cuando recién comiencen los síntomas para resultados mejores.

Los métodos usados para el tratamiento son el descanso de las articulaciones de 8 a 10 horas por la noche y algunas de día, ejercicios con las articulaciones y tratamientos sintomáticos con corticoides y antinflamatorios, entre otros medicamentos. Hay que sumar que cada paciente puede tener un trato específico para la artritis reumatoide (reuma) y de esta manera consumir distintos remedios.

Prevención

Si bien la artritis reumatoide (reuma) no tiene prevención alguna porque se desconoce su origen, es recomendable tener una vida con una alimentación saludable a base de lácteos y calcio. La obesidad también hay que evitarla por la sobrecarga y es importante realizar ejercicios para mantener la actividad de las articulaciones. Estas son algunas de las maneras en las que se puede prevenir la artritis reumatoide (reuma).