Apnea del sueño (síndrome de apnea durante el sueño)

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Apnea del sueño (síndrome de apnea durante el sueño)

La apnea del sueño es una enfermedad relativamente común que afecta a numerosas personas. Quienes la padecen pueden dejar de respirar durante largos periodos mientras duermen, aunque no llegan a percatarse de ello.

Contenido

Definición

Médicamente conocida como síndrome de apnea-hipopnea durante el sueño (SAHS), la apnea del sueño consiste en el cese absoluto del aire que llega hasta los pulmones por un periodo mínimo de 10 segundos.

Esto se debe principalmente a una obstrucción de las vías respiratorias, bien porque se han bloqueado, se han estrechado o se han vuelto flexibles. Se calcula que la apnea del sueño afecta a un 4% de los adultos, incidiendo más sobre los hombres que sobre las mujeres.

Causas

La causa de la apnea del sueño está estrechamente asociada a los músculos que se encargan de mantener las vías respiratorias abiertas. Estos se relajan mientras se duerme y provocan que la lengua y las amígdalas, entre otros órganos, bloqueen la entrada de aire al organismo.

De igual forma, el sobrepeso es otra de las causas más comunes relacionadas con la apnea del sueño, ya que el tejido graso puede llegar a engrosar las paredes de la tráquea haciendo más complicado que ésta se mantenga abierta.

La estructura ósea y el paso de los años son otros de los motivos que más frecuentemente se asocian con la apnea del sueño, la primera porque puede presentar unas vías respiratorias excesivamente estrechas y la segunda porque limita la capacidad del cerebro de enviar señales que mantengan los músculos en activo, incluso mientras se duerme.

Síntomas y curso de la enfermedad

Las personas que padecen apnea del sueño a veces no se percatan de ello, ya que al estar dormidas no son conscientes de lo que le ocurre a su cuerpo. Es por ello que los síntomas suelen ser apreciados por otros individuos, generalmente familiares.

Los síntomas son una interrupción constante del sueño, unas diez veces o más cada hora de forma aproximada, además de ronquidos intensos y ronquidos crónicos. Los pacientes con apnea del sueño suelen emitir un sonido brusco y emitir un sonido tosco en el momento en el que recuperan el aire, similar al emitido por alguien que se está atragantando, pudiendo incluso despertarse momentáneamente para, a continuación, volver a quedarse dormido.

Debido a este sueño interrumpido, es bastante habitual la aparición de somnolencia durante el día, afectando a la capacidad intelectual y al afectando al rendimiento. De igual forma, los trastornos cardiovasculares también son frecuentes, como la hipertensión arterial o las arritmias.

Diagnóstico

Para diagnosticar la apnea del sueño es fundamental la colaboración de la pareja del paciente, o de la persona que duerma con él. Esta persona será la que se percate de las irregularidades a la hora de dormir y quien deba dar la voz de alarma en determinadas ocasiones. Una vez puesto sobre aviso, el afectado pasará una entrevista personal con el personal médico.

También pueden realizarse una polisomnografía que es una prueba que consistente en estudiar el sueño con la ayuda de sensores, los cuales se colocan en todo el cuerpo y proporcionan información detallada sobre los movimientos de las piernas y brazos y sobre la actividad del cerebro, los pulmones y el corazón. Es importante saber que la apnea del sueño es una enfermedad muy específica y que no todas las personas que roncan al dormir o que presentan alteraciones del sueño tiene que padecerla necesariamente.

Tratamiento

Cuando la apnea del sueño se ha diagnosticado, es necesario someterse a un tratamiento específico. En primer lugar, hay que asegurar un estilo de vida adecuado, por lo que se recomendará la práctica de ejercicio y se prohibirá el consumo de alcohol, tabaco o alimentos muy grasos. También se podrán usar almohadas que eviten que el paciente duerma boca arriba, lo que agrava la apnea del sueño. Complementariamente, y dependiendo de la gravedad de la apnea del sueño en el paciente, se usarán dispositivos bucales y respiratorios e incluso se podrá optar por la cirugía.

Entre los aparatos más comunes para aliviar las consecuencias de la apnea del sueño se encuentran los de presión positiva continua en la vía aérea (una máquina que incluye una mascarilla facial por la que se expulsa aire generado a presión) y los Bi-PAP (sistemas que crean dos niveles de presión por respiración). Por su parte, la cirugía permite ensanchar las vías respiratorias y evitar así algunos de los síntomas de la apnea del sueño.

Prevención

La apnea del sueño es una enfermedad que suele estar asociada al sobrepeso en un 80% de los casos. Por ello, entre los sistemas de prevención más eficaces está el llevar un estilo de vida sano, realizando ejercicio y comiendo alimentos bajos en grasa. Evitar las comidas copiosas antes de ir a dormir también es un buen sistema de prevención, al igual que dormir en posición fetal o boca abajo y no beber ni fumar.