Alteración del color de las uñas

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esSíntomas Alteración del color de las uñas

La alteración del color de las uñas de manos y pies es una afección más generalizada de lo que se podría pensar y cuyo origen debe ser buscado en muy diferentes causas, desde las más leves a las más peligrosas.

Contenido

Definición

Como láminas finas queratinosas que son, la función de las uñas como protectoras de los diferentes tejidos de manos y pies puede verse seriamente afectada por las causas que dan origen a la alteración del color de las uñas. Asimismo, esta decoloración y sus causas podrían influir muy negativamente en su labor de agarre y rasgado. En consecuencia, una alteración del color de las uñas del translúcido y rosado al blanco, amarillo, violeta, marrón o negro no debe en ningún caso ser pasada por alto.

Por lo general, la alteración del color de las uñas cursa acompañada de deformaciones y afecciones cuyas causas sueles ser debidas a enfermedades tanto sistémicas como de la piel, a tratamientos con medicamentos, a lesiones, a infecciones por hongos, o incluso al abuso de productos químicos. A continuación se detallan los principales síntomas y el curso de las enfermedades que suelen acompañar a la alteración del color de las uñas.

Causas

La alteración del color de las uñas es debida comúnmente a los hongos que proliferan en ellas (onicomicosis). En este caso su aspecto es de apariencia mate, gruesa, y de color desagradable. Los hongos no solo producen una alteración en el color de las uñas ya que son contagiosos, sino que también se van extendiendo por las demás uñas destruyéndolas en su totalidad.

Son normalmente las uñas más grandes y las más pequeñas las que desarrollan la onicomicosis, cursando muchas veces con pie de atleta y con la dicha alteración del color de las uñas. En las manos, la alteración del color de las uñas también suele indicar la presencia de hongos.

La alteración del color de las uñas hacia un tono blanquecino (leuconiquia) suele ser síntoma de distintas patologías de gravedad variable: si la alteración del color de la uña es a puntitos, esto es indicio de alguna pequeña lesión inofensiva. Si la alteración del color de las uñas supone un blanqueamiento total es debido a que se ha estado en contacto con algún producto corrosivo o es algo congénito y sin importancia.

Ahora bien, la alteración del color de las uñas al blanco turbio, puede ser síntoma de una cirrosis hepática o de una colitis ulcerosa. La alteración del color de las uñas en forma de rayas blancas suele indicar una intoxicación por arsénico o intoxicación por talio o por carencias graves de vitaminas.

Una alteración del color de las uñas hacia el amarillento puede deberse con mucha menor frecuencia a la tiña. En cuanto a la alteración del color de las uñas hacia el marrón y el negro, la causa hay que buscarla en algún impacto que habrá producido un hematoma.

La psoriasis, el eczema, una [[infección bacteriana] y en casos más serios un melanoma subungueal pueden estar detrás de la alteración del color de las uñas hacia estos tonos oscuros. Si la alteración del color de las uñas es hacia el azul o el violeta, las causas hay que buscarlas en una falta de oxígeno.

Diagnóstico y curso de la enfermedad

Un primer acercamiento al diagnóstico de cualquier alteración del color de las uñas la debe realizar el médico de cabecera y el dermatólogo una vez que se deriva a este al paciente. La alteración del color de las uñas o de su forma, cursen o no con otros síntomas, aportan simplemente los indicios de la causa de esta decoloración.

Por ello es fundamental que se realice un cuestionario bien detallado donde el paciente refleje el manejo con productos abrasivos, por ejemplo, o si ha sufrido alguna enfermedad de corazón o hígado, pues ello servirá de gran ayuda a la hora de realizar un buen juicio sobre esta alteración del color de las uñas del paciente.

Cuando se está seguro de que la alteración del color de las uñas es debida a una infección por hongos o bacterias, es posible que se aconseje la toma de muestras o incluso un frotis para examinar la uña bajo el microscópico. Si lo que se sospecha es de la presencia de alguna enfermedad sistémica con una alteración del color de las uñas como síntoma, será obligatorio proceder a investigar de forma adicional y mucho más a fondo las causas de esta sintomatología, empezando siempre por el análisis de sangre.

Tratamiento

Cualquier tratamiento de la alteración del color de las uñas va a depender siempre de las distintas causas que lo provoquen. Si se trata de una alteración del color de las uñas debido a alguna enfermedad sistémica, habrá lógicamente que tratar de forma específica esa enfermedad que subyace, sea una colitis, una cirrosis hepática o cualquier otra.

Solamente no necesitarán de ningún tratamiento aquellas afecciones acompañadas por una alteración en el color de las uñas cuando esta se presente en forma de puntitos blanquecinos en la uña pues al ser la causa una lesión, este síntoma desaparecerá a medida que crezca la uña afectada. Si la alteración del color de las uñas es debida a alguna infección bacteriana, será necesaria la toma de antibióticos o de antimicóticos en el caso de una infección por hongos.

En cuanto a la alteración en el color de las uñas producida por un tumor, como por ejemplo en el caso de un cáncer negro de la piel, este tumor ha de ser en todo caso quirúrgicamente extirpado. No se debe por ello dilatar la visita al especialista ante cualquier sospecha que se tenga a la vista de cualquier alteración del color de las uñas.

Prevención

La alteración del color de las uñas es susceptible de ser padecido por cualquier persona en el curso de su vida, pero es muy cierto que hay maneras de prevenir la aparición de este tipo de alteraciones. El uso de calzado estrecho y apretado es algo sencillo de evitar y sin embargo es muchas veces el causante de estos males. Las personas con problemas circulatorios son desde luego las que más se cuidarán de cumplir este consejo.

Los ambientes húmedos y calurosos como el que encontramos por lo general en spas, piscinas, gimnasios, vestuarios o saunas favorecen enormemente la proliferación y el contagio por hongos y por ello habrá que prevenir este contagio por medio del uso de unas chanclas o unas sandalias que a tal efecto se encuentran en el mercado. Secarse los pies de manera cuidadosa cada vez que estos se humedezcan no solo evitará la infección por hongos en la uña sino también el muy molesto pie de atleta. Para aquellas personas que sean tendentes a transpirar en exceso, esta precaución debe ser cuidada en extremo.

La alteración del color de las uñas debida a manicuras o pedicuras agresivas es sencilla de prevenir y de tratar, permitiendo un margen considerable de tiempo entre estos tratamientos y siendo generosos con el uso de cremas y de esmaltes específicos para uñas frágiles y quebradizas. Por último, añadir que se debe siempre proceder a descontaminar limas, sábanas, calcetines, toallas, felpudos o alfombrillas para así eliminar cualquier resto de hongos y poder prevenir cualquier tipo de alteración del color de las uñas.