Alopecia areata

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Alopecia areata

La alopecia areata es una enfermedad autoinmune de la piel, que consiste en una pérdida de cabello y en otras zonas del cuerpo. Suele empezar con unos pequeños parches en el cuero cabelludo, de forma redondeada y de tacto suave.

Contenido

Definición

La alopecia areata es una reacción del sistema inmunológico cuya causa es desconocida. El sistema inmunológico ataca erróneamente las células de los folículos pilosos, sobre todo los que se encuentran en el cuero cabelludo.

Estos pueden ir creciendo, hasta provocar una calvicie total (alopecia total) o una pérdida total del vello corporal (alopecia universal). La alopecia areata es una enfermedad cíclica y muy imprevisible.

Causas

En las personas jóvenes es posible que los factores hereditarios jueguen un papel relevante en la aparición de la alopecia areata, sobre todo en los menores de 30 años. Alrededor del 40% de las personas afectadas por la alopecia areata menores de 30 años de edad, tienen por lo menos un familiar que padece esta enfermedad.

Por otra parte, personas que padecen rinitis alérgica, asma, tiroides, anemia perniciosa, vitiligo y síndrome de Down tienen un alto riesgo de padecer alopecia areata. Hay que añadir que, aunque en el pasado se consideraba el estrés entre sus causas, recientes investigaciones no han podido vincular el estrés a la alopecia areata.

Síntomas y curso de la enfermedad

La alopecia areata suele manifestarse con parches de calvicie ovalados, los cuales suelen aparecer en el cuero cabelludo, aunque también en otras partes del cuerpo. No suelen aparecer otros síntomas, aunque algunos pacientes pueden manifestar cosquilleo, sensación de ardor, sensibilidad o picazón en la zona afectada. Estos síntomas son leves. Hay personas que pueden manifestar anormalidades en las uñas, tales como marcas diminutas, surcos pequeños, estrías, áreas enrojecidas o fisuras.

La alopecia areata es muy impredecible: hay personas a las que, de forma espontánea, les crece el cabello nuevamente. Y en los casos más severos hay una pérdida total del vello corporal. En otros casos, tras crecer el cabello, este vuelve a caer. Este es el carácter cíclico de la alopecia areata.

Diagnóstico

La alopecia areata es un tipo de alopecia de modo que el médico, ante un caso de calvicie de este tipo, tendrá que confirmar que está ante un caso de alopecia areata. Para detectar la alopecia areata el médico tendrá que examinar las áreas en las que se ha producido la pérdida de cabello, así como otros síntomas. Puede tirar de los cabellos situados en los bordes de las zonas calvas, para comprobar su sujeción. Además, podrá buscar anormalidades en la raíz o en el tallo del cabello. Si este procedimiento no arroja suficiente luz, entonces el médico puede hacer una biopsia capilar, mediante la cual podrá confirmar si se trata de alopecia areata.

Tratamiento

La alopecia areata no tiene una cura permanente ni tampoco hay medicamentos específicos para curar esta enfermedad, aunque hay formas de combatir la reacción del sistema autoinmnune, lo que ayuda a estimular el crecimiento del pelo. En cualquier caso, existen algunas opciones para combatir la alopecia areata.

La primera consiste en aplicar corticoides sobre los parches de calvicie ya que estos actúan sobre el sistema inmunitario para frenar la reacción del sistema inmunológico y se suministran mediante inyecciones en la piel, oralmente o en forma de crema. La segunda consiste en la inmunoterapia que es otro tratamiento que puede ser llevado a cabo mediante la aplicación de difenilciclopropenona sobre el cuero cabelludo.

La tercera opción para combatir la alopecia areata es el minoxidil tópico que aumenta la velocidad del ciclo de crecimiento del cabello e incrementa el diámetro del pelo. La cuarta opción es la antralina que puede utilizarse junto con el minoxidil tópico y que se aplica sobre el cuero cabelludo, causando que este se irrite, lo que puede ayudar a estimular el crecimiento del nuevo cabello.

La alopecia areata también puede ser tratada con rayos ultravioleta y psoraleno. Este medicamento reacciona al ser expuesto a la luz ultravioleta y se suministra por vía oral o aplicándolo sobre la piel. El tratamiento de la alopecia areata dependerá de factores diversos, como la edad del paciente o el volumen de cabello perdido. El uso de pelucas también se considera una forma de tratar la alopecia areata.

Prevención

La alopecia areata no se puede prevenir. Desde este punto de vista, las personas que padecen alopecia areata han de centrarse en los tratamientos anteriormente descritos. Del mismo modo, en caso de pacientes en los que el cabello vuelve a crecer, tampoco hay manera de prevenir que vuelvan a aparecer parches en el cuero cabelludo. Como se ha dicho, no se conocen las causas de la alopecia areata.