Alergia alimentaria

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Alergia alimentaria

La alergia alimentaria es una respuesta anormal del organismo, desencadenada por el sistema inmunológico, ante la ingestión de un alimento.

Contenido

Causas

En los adultos, los alimentos que con más frecuencia provocan reacciones alérgicas son el pescado, los mariscos, los cacahuetes y las nueces, y entre los niños suelen ser los huevos, la leche, los cacahuetes, las nueces, la soja y el trigo.

Las personas que tienen alergias alimentarias deben identificar y evitar comer los alimentos que las provocan debido a que las reacciones, aunque suelen ser leves, pueden causar enfermedades devastadoras y, en algunos casos, pueden ser fatales.

Hemos de distinguir la alergia alimentaria de la intolerancia a ciertos alimentos, ya que en este último caso no interviene el sistema inmunológico y las causas y tratamiento, deben ser diferentes, aunque en ocasiones haya síntomas muy parecidos. Por ello es necesario un diagnóstico de un profesional médico cualificado.

Síntomas y curso de la enfermedad

Los síntomas de la alergia alimentaria más típicos suelen ser los siguientes: Comezón o hinchazón en la boca, vómito, diarrea, o calambre abdominal y dolor calambres abdominales y dolor, urticaria o eczema, estrechamiento de la garganta,dificultad para respirar, respiración con silbidos y bajada de la presión arterial. Se ha demostrado que, cuando padecemos alergia alimentaria, la reacción de nuestro organismo puede desencadenarse de forma automática por muy pequeña que sea la cantidad del alimento alérgico ingerido.

Diagnóstico

La alergia alimentaria debe ser evaluada, diagnosticada y tratada por un médico profesional. No debemos suponer que tenemos una alergia alimenticia por nuestra propia cuenta. El autodiagnóstico puede conducir a restricciones dietéticas innecesarias y una nutrición inadecuada, especialmente en los niños. Además, algunas personas piensan que es alérgico a un alimento cuando en realidad tienen otro tipo de trastorno alimenticio.

Para el diagnóstico correcto de una alergia alimentaria, el profesional médico evaluará el historial médico completo y preguntará al paciente para determinar las causas e identificar el alimento concreto que provoca la alergia. Posteriormente el especialista médico realizará pruebas para identificar la alergia, que pueden incluir: Prueba de pinchazo en la piel y el análisis de sangre.

Tratamiento

Cuando tenemos alergia alimentaria debemos estar preparados para sufrir una exposición accidental al alimento que nos puede provocar la alergia en cualquier momento. Llevar un brazalete de alerta médica o un dispositivo auto-inyector que contenga epinefrina puede ser una solución para evitar consecuencias graves. Sino dispone de estos métodos, debe buscar ayuda de inmediato. Actualmente no existe una curación definitiva para las alergias alimenticias , y los tratamientos disponibles sólo pueden aliviar los síntomas de una reacción alérgica inducida por alimentos .

Sólo se pueden prevenir los síntomas de la alergia a los alimentos evitando comer aquellos alimentos a los que somos alérgicos. Después de que nuestro médico haya identificado el alimento concreto, debemos de eliminarlo por completo de nuestra dieta. Además, debemos leer siempre las etiquetas de los alimentos, por si incluyen, de un modo u otro el ingrediente al que somos alérgicos, ya que en muchas ocasiones, en los alimentos preparados o en las salsas se incluyen múltiples componentes que a simple vista son difíciles de detectar.

Prevención

Hemos de ser también muy cuidadosos con la limpieza, ya que este simple hábito puede eliminar la mayoría de los alérgenos del medio ambiente que, por contacto, pueden trasmitirse a los alimentos. Para ello, debemos limpiarnos las manos con agua y jabón y ser muy cuidadosos cuando manipulemos los alimentos que vayamos a ingerir.

Cuando padecemos alergia alimentaria debemos evitar al máximo comer fuera de casa. En el supuesto que nos veamos obligados a comer fuera, hay que advertir siempre en el restaurante, o en el lugar donde hemos sido invitados, de los alimentos que nos provocan alergia, para que, en ningún caso, nos los sirvan, así como evitar alimentos fritos y salsas, ya que por contaminación, pueden llevar el alimento al que somos alérgicos.

En el caso de que sea un niño el que padece la alergia alimentaria, es aconsejable suplir con vitaminas y minerales las carencias que pueda tener por la imposibilidad de consumir determinados alimentos.