Agotamiento

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esSíntomas Agotamiento

El agotamiento es un síntoma que se presenta como cansancio excesivo. Sus causas pueden ser múltiples. Dependiendo de ellas el diagnóstico y tratamiento efectivos del agotamiento.

Contenido

Definición

Se conoce como agotamiento a un estado del cuerpo regido por la debilidad, tanto muscular como psíquica. Su aparición suele estar asociada con la falta de alimentación y más frecuentemente con la ausencia de agua en el organismo. El origen etimológico de la palabra apunta al vocablo latino “eguttãre”, haciendo referencia a la acción de extraer el agua o líquido contenido en cuerpo o recipiente.

El agotamiento se utiliza también como referencia al cansancio extremo y su patología puede deberse a multitud de causas, desde enfermedades varias hasta procesos externos al ser del individuo. En último caso el agotamiento apunta a un estado de consumo, agonía y extenuación de la vida.

Causas

La aparición de signos de agotamiento en la vida de una persona puede ser debido a multitud de causas; cada una de las cuales requerirá de un tratamiento específico y de una atención determinada a su origen.

El agotamiento puede venir motivado por un estado de estrés hídrico, concretado la ausencia de agua en el organismo, que a su vez puede estar motivado por un golpe de calor o una deficiente ingesta de agua y sales minerales básicas para la consecución de la vida.

Por otra parte el agotamiento más usual que se presenta en los pacientes atendidos en consultas médicas viene derivado de una excesiva carga laboral o familiar. El estrés producido por el trabajo puede llevar a la persona a encontrarse en un estado de debilidad mental que afecta a la capacidad física del cuerpo. Aunque tampoco se puede descartar que el agotamiento se produzca por la falta de las necesarias horas de sueño. Un descanso incorrecto o no equilibrado con la fatiga producida por las labores diarias puede llevar a un estado de agotamiento físico que nace en la psique.

Diagnóstico y curso de la enfermedad

El diagnóstico del agotamiento se realiza por la mera apreciación del estado del paciente. Un estado de cansancio excesivo que cursa con debilidad muscular y afecta a toda actividad física y/o mental es síntoma de que el paciente padece de agotamiento. Sin embargo, las múltiples causas que pueden provocar el agotamiento requieren de una comprobación empírica que debe ser realizada por un facultativo cualificado. Como medida inicial el agotamiento es un síntoma que se detecta conociendo los valores de la tensión arterial, así como parámetros bioquímicos facilitados por un análisis de sangre realizado en laboratorio.

Dependiendo de la causa del agotamiento así su curso será uno u otro. En caso de agotamiento por falta de líquidos la enfermedad cursa con palidez de la piel, sudor frío, respiración acelerada, presión sistólica por debajo de 100 mm. Pudiendo llegar a presentar síntomas propios de un estado inicial del "shock".

Tratamiento

Una vez que se ha establecido el origen y diagnóstico del agotamiento se puede proceder a aplicar un tratamiento acorde a las causas conocidas. En el caso del agotamiento por inanición hídrica o golpe de calor el tratamiento deberá cursar con medidas como trasladar al paciente a un lugar fresco, manteniendo la posición de tumbado como preferente al estado vertical. Las bebidas isotónicas ricas en sales minerales son el remedio más habitual, pudiendo ser sustituidas por agua mineral. Si el paciente se encuentra en estado de semiinconsciencia puede ser más efectiva la aplicación de líquidos por suero intravenoso, aunque es preferible la ingesta paulatina por la boca, mediante pequeños sorbos consecutivos.

En el caso de que la causa del agotamiento sea una acumulación de trabajo o estrés devengado por razones identificables se aconseja un tiempo de descanso que permita el sosiego de la mente y la recuperación física. A menudo el agotamiento por estrés laboral y el producido por la falta de sueño se solucionan sin la necesidad de ingerir ningún tipo de medicamento. Una jornada de sueño reparador suele ser el paliativo más eficaz ante los primeros signos de agotamiento. Por otra parte el tratamiento médico no se puede descartar si las causas del agotamiento se encuentran en razones patológicas, debiendo ser el médico facultativo el que determine los componentes y dosis de los medicamentos a ingerir.

Prevención

Conocer las causas del agotamiento ayuda a prevenir la aparición de los síntomas. El agotamiento por calor se evita manteniendo una adecuada ingesta de líquidos, especialmente incluyendo en la dieta agua y bebidas isotónicas. No es recomendable ingerir bebidas azucaradas y refrescos como medida paliativa, dado que sus ingredientes, como azúcares y carbonos, pueden producir efectos no deseados.

El agotamiento producido por el estrés no tiene un origen biológico, por lo que no existen medidas paliativas asociadas a su prevención. No obstante, la organización y estado mental claro con ideas lúcidas son ayudas contundentes para evitar la aparición de los síntomas propios del agotamiento.