Afasia (pérdida del lenguaje)

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esSíntomas Afasia (pérdida del lenguaje)

La afasia es una dolencia caracterizada por la imposibilidad de utilización del lenguaje por parte del los afectados. Provocada por daños cerebrales, la afasia se puede tratar en cierta medida en función de la gravedad y las condiciones físicas e intelectuales del paciente.

Contenido

Definición

La afasia o pérdida del lenguaje es un trastorno que afecta a la capacidad de creación del lenguaje. Esta afección disminuye de forma considerable la comunicación debido a la pérdida, ya sea total o parcial, del lenguaje previamente aprendido sin que de ello derive ningún tipo de minusvalía física, ni psíquica.

La afasia afecta generalmente a todas las áreas cerebrales relacionadas con el lenguaje y se hace evidente en distintas fases de la utilización del mismo. Es decir, esta dolencia impide la adecuada articulación de las palabras, la comprensión del significado de las mismas o la correcta utilización de las reglas léxicas, tanto en el lenguaje verbal como escrito.

Causas

Las causas que provocan la afasia o pérdida del lenguaje, están siempre relacionadas con lesiones cerebrales las cuales pueden estar producidas por una gran cantidad de factores diversos. En un alto porcentaje de adultos afectados por afasia la causa de la lesión cerebral es un ictus.

Por otro lado, en casos infantiles la pérdida del habla viene determinada en su mayoría por traumatismos craneoencefálicos producidos a raíz de caídas o accidentes varios que llegan a dañar el tejido cerebral en el área indicada anteriormente. Estos casos se encuentran dentro de un porcentaje entre el 80% y el 85% siendo, por tanto, la gran mayoría de los casos. En un número mucho menor de casos, la dolencia está causada por tumores cerebrales o algún tipo de proceso inflamatorio cerebral.

Diagnóstico y curso de la enfermedad

Para realizar un diagnóstico de la afasia es necesario un primer reconocimiento por parte del médico con la posterior realización de algunos test diseñados específicamente con este fin.

Por un lado, el denominado test de Token permite hacer un diagnóstico rápido con una alta fiabilidad de acierto que supera el 90%. Por otro lado, el test de Aachen permite establecer qué tipo de afasia o pérdida del lenguaje se padece, así como la magnitud y gravedad del problema. Gracias a este proceso se puede establecer una terapia y valorar la evolución del paciente.

Del tipo de afasia padecida, así como de la gravedad de la enfermedad, dependerá el desarrollo de la misma. Igualmente importantes para la evolución de la afasia son las condiciones del afectado en cuanto a edad y estado físico e intelectual antes de la lesión. En un gran número de casos la afasia mejora de una forma paulatina especialmente en los primeros meses.

Tratamiento

Para el correcto tratamiento de la afasia es necesario acudir a un logopeda profesional. Debido a la gran diversidad en cuanto a tipos de afasia y sus distintos niveles de afección que puede sufrir cada paciente, el tratamiento de la afasia debe ser personalizado y suele constar principalmente de tres fases diferenciadas.

Durante la primera fase de tratamiento el paciente es prácticamente incapaz de emitir cualquier tipo de locución, en este momento el profesional procurará reactivar la capacidad del habla del paciente a base de repeticiones constantes de palabras sencillas.

En la siguiente fase del tratamiento de la afasia, los ejercicios se focalizan más en el tipo de afasia específica que padece el afectado, de esta forma se procura devolver al paciente la capacidad para formar frases con una construcción gramatical correcta o la adecuada articulación de las palabras centrando una mayor atención en aquella deficiencia que resulte más evidente.

En una tercera e importante fase, se intenta integrar las capacidades aprendidas durante la terapia a situaciones reales en las cuales se de a esas competencias un carácter social y comunicativo. Para el uso del lenguaje en las situaciones de la vida diaria es necesario que el paciente conozca los procesos sociales de comunicación más básicos que le permitan la mayor independencia en el uso del lenguaje.

Prevención

Para la prevención de la afasia o pérdida del lenguaje es fundamental prestar atención a las principales causas que la provocan. Es decir, las lesiones cerebrales causadas en mayor medidas por infartos cerebrales se producen generalmente a raíz de la arterioesclerosis, por tanto, estos son los factores que se han de evitar de cara a la prevención de la afasia. Para evitar el riesgo de padecimiento de ictus es conveniente mantener equilibrados los niveles de colesterol, glucosa en sangre, evitar los excesos, el tabaco y el sobrepeso.

Dado que la afasia infantil suele estar provocada por traumatismos craneoencefálicos producidos a raíz de accidentes y caídas, se puede prevenir el padecimiento de esta enfermedad, así como otras muchas dolencias derivadas del accidente, con la utilización de un casco protector durante actividades de especial riesgo como la bicicleta, los patines y otros deportes similares.