Adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina)

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina)

La adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina) produce importantes cambios físicos y psíquicos en el cuerpo. Los síntomas de abstinencia hacen muy difícil abandonar este hábito realmente peligroso. Pero, con ayuda médica, puede realmente conseguirse.

Contenido

Definición

La adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina) se da principalmente porque esta produce una fuerte dependencia en el fumador. La nicotina actúa como una verdadera droga pues influye en el sistema nervioso y en el cerebro. Aunque cabe señalar que gran parte de dicha adicción responde a causas psicológicas.

Los fumadores asocian los cigarrillos con momentos placenteros, tales como el relax después de comer o las salidas con amigos. Ambos condicionantes hacen de la adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina) un hábito muy difícil de eliminar.

Causas

Basta fumar de manera regular para desarrollar de forma rápida una fuerte adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina). Esta sustancia posee la propiedad química de traspasar fácilmente la sangre y llegar enseguida al cerebro, previo paso por los pulmones.

Una vez allí, la nicotina entra en contacto con unas membranas que funcionan como receptores. De este modo estas se preparan para ser estimuladas por otra sustancia muy parecida a la nicotina, la acetilcolina. La nicotina se ancla entonces a sus receptores o puntos de unión.

Al unirse estas dos sustancias (nicotina y acetilcolina), se liberan otras nuevas que producen una fuerte sensación de estrés: endorfinas, noradrenalina, serotonina y dopamina. Pasado un tiempo, los niveles de todas estas sustancias disminuyen, con lo que el cuerpo sentirá síntomas de abstinencia. Cuanto más se fume, la adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina) se incrementa.

Síntomas y curso de la enfermedad

La adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina) provoca tanto síntomas físicos como psíquicos. Tras el consumo de nicotina, se acelera el latido del corazón, se incrementa la tensión arterial y disminuye el riego sanguíneo. Por otro lado, los vasos sanguíneos se dilatan y el sistema nervioso rinde en exceso. La abstinencia, por su lado, causa nerviosismo, depresión o miedo. Además, no se deben olvidar los factores psicológicos con los que se asocia el consumo de tabaco.

En cuanto a las enfermedades que ocasionan la adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina) se encuentra el cáncer de pulmón, la diabetes, los problemas cardíacos, la thrombosis o la disfunción erectile. Por todo ello, resulta muy recomendable superar, cuanto antes, esta adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina).

Diagnóstico

Un diagnóstico de adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina) se realiza en virtud de los síntomas físicos y de comportamiento. Además, el doctor debe realizar un análisis corporal. De este modo comprobará la denominada "tos de fumador", la decoloración amarillenta de la piel en los dedos de la mano o los fuertes estados de ansiedad producidos tras una larga abstinencia. Asimismo, existe un test específico, el Test de Fagerström, dirigido a los fumadores para determinar el grado de adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina).

Tratamiento

Para aquellas personas que deseen abandonar su adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina) primero deben estar completamente seguros de querer hacerlo. Una vez tomada la decisión, se ha de acudir al médico. Un especialista asesorará con una terapia de conducta y asimismo proveerá al paciente de medicamentos que ayudarán a soportar los síntomas de abstinencia.

Algunos de ellos son las llamadas "pastillas antitabaco", las cuales consiguen "engañar" al cerebro reemplazando la nicotina por sustancias nocivas como la vareniclina. En concreto, el tratamiento con este tipo de medicamento durará unas doce semanas, el período más difícil de superar para una persona que sufra la adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina).

Sin embargo, se pueden sufrir efectos secundarios como nauseas, insomnio o dolores de cabeza. Otro medicamento utilizado es el bupropion, utilizado igualmente para casos de depresión. Como efectos secundarios, constan los mareos, el insomnio, los dolores de cabeza, la sequedad bucal o los calambres.

En los casos de individuos con algún tipo de enfermedad psíquica, se recomienda la terapia conductiva. Esta, en cualquier caso, resulta muy recomendable como complemento para abandonar la adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina).

Prevención

Sin embargo, no hay mejor tratamiento para la adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina) que la prevención. En consecuencia, si usted es padre o ejerce algún cargo importante en un contexto infantil o juvenil, no debe fumar. Además, resulta obligatorio explicar detallamente todos los riesgos que conlleva la adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina). Las charlas en colegios y puntos de reunión de jóvenes son, en este sentido, esenciales.