Abrasión

Garantía de calidad médica de Dr. med. Nonnenmacher (especialistas en medicina interna).
Usted está aquí: Sanopedia.esEnfermedades Abrasión

La abrasion es una herida de la piel provocada por cualquier tipo de rozamiento.

Contenido

Definición

La abrasión es producida al rozarse la piel con algo áspero y rasposo provocando así una herida. También puede producirse este tipo de herida cuando una persona cae al suelo y su propio movimiento desplaza la piel arañándola contra el suelo.

Asimismo, la abrasión suele infectarse debido a que puede entrar en contacto con gérmenes. La herida puede supurar y es dolorosa, además la zona puede inflamarse debido a la infección de la abrasión.

Causas

Las causas que producen la abrasión pueden ser muy dispares. El hecho de estar en contacto simplemente con un tejido que sea algo áspero puede provocar abrasiones.

También, una simple caída puede provocar que el contacto de la piel y el suelo provoquen el rozamiento de las capas superiores de la piel, produciendo una herida superficial. O puede ser más profunda en caso de que el golpe sea más aparatoso, por ejemplo cuando se está practicando un deporte.

Aparte de producirse abrasión en zonas como brazos, piernas o rodillas, también pueden producirse en la córnea, cuyas causas pueden ser: un golpe, una lentilla mal colocada o el hecho de que el ojo entre en contacto con suciedad que pueda entrar hasta la córnea causando así una abrasión.

Síntomas y curso de la enfermedad

Para detectar la abrasión mediante sus síntomas tan sólo hay que observar la zona donde se tiene la sospecha de tener una lesión de este tipo. La abrasión va a ser fácilmente reconocida por la presencia de dolor en la zona afectada. Otro síntoma que puede reconocerse sin esfuerzo es la herida ocasionada. Su forma no suele tener un aspecto regular, puede afectar a las primeras capas de la piel sin que la herida sangre o a zonas más profundas provocando un intenso sangrado. En caso de que se produzca una abrasión más profunda, la herida también segregará pus.

Diagnóstico

La abrasión no presenta mayor complicación a la hora de ser diagnosticada ya que es una lesión que se puede detector a simple vista. La participación del paciente durante el diagnóstico es indispensable, ya que según la manera en que se haya producido la abrasión, será la manera de actuar del facultativo. El sondeo hecho por el médico permitirá averiguar si hay suciedad dentro de la herida lo que puede provocar infección en la abrasión.

Tratamiento

El tratamiento de una abrasión es muy sencillo. Pueden encontrarse distintos tipos de heridas por abrasión. Si la herida es pequeña no es necesario realizar apenas ningún tratamiento, tan sólo limpiando la zona será suficiente.

Es importante que la herida esté en contacto con el aire para su rápida curación. Cuando la costra aparezca, tan sólo hay que esperar a que esta se caiga sola. Si la herida es mayor, la presencia de un sanitario será fundamental ya que la herida deberá ser limpiada con una gasa para retirar el pus que pueda tener y posteriormente se limpiará la herida con agua oxigenada para evitar la presencia de gérmenes en la abrasión.

Para que la herida no vuelva a infectarse, la abrasión debe ir cubierta con una venda o gasa que deberá cambiarse diariamente consiguiendo la sanación de la lesión. Las curas, sobre todo en el momento de la limpieza, suelen ser dolorosas por lo que el paciente puede tomar algún analgésico que suavice la sensación de dolor.

Para que la herida pueda curarse por completo es importante que no se practique deporte, sobre todo si la herida se encuentra en las extremidades, ya que la incipiente costra puede rajarse hacienda que la curación de la abrasión sea mucho más lenta. Si la abrasión se ha producido en la córnea, la herida puede curarse sola rápidamente o con ayuda de antibióticos si la abrasión es mayor.

Prevención

Por último, para prevenir la aparición de una abrasión es importante que a la hora de practicar deportes en los que las caídas sean frecuentes, la ropa que se use sea resistente y se usen protectores como rodilleras, coderas o casco en caso de que el deporte lo requiera. También puede prevenirse la abrasión si la vacunación es la apropiada. Si la persona está vacunada contra el tétanos se evitará una mayor infección de la abrasión.